viernes, 5 de noviembre de 2010

Productores de cacao unen esfuerzos para impulsar cultivo

San José, Costa Rica. Los productores de cacao costarricenses unen esfuerzos con investigadores y empresa privada, para mejorar la competitividad de su producción y ampliar sus posibilidades de mercado, mediante la innovación y el valor agregado de su producto.

Así se desprende tras la reunión de más de 30 organizaciones del sector cacaotero con universidades, organismos cooperantes, gobierno y organizaciones no gubernamentales, quienes participaron este 4 de noviembre del Foro “Gestión del Conocimiento en el Sector Cacaotero Mundial: Conceptos y Experiencias en Costa Rica”.

En la actividad compartieron experiencias y lecciones aprendidas de varios modelos de extensión y gestión, a fin de crear estrategias y alianzas de cooperación que permitirán fortalecer la producción nacional de cacao, mediante el fortalecimiento de las capacidades de las familias productoras, promotores, técnicos, estudiantes y otros actores del sector cacaotero.

Tania López Lee, Viceministra de Agricultura y Ganadería, participó en el foro donde destacó la importancia histórica del cultivo en el desarrollo socioeconómico del país e hizo un llamado para apoyar a los productores que dependen de la actividad con innovación, nuevas tecnologías e incorporación a nuevos mercados dando valor agregado a sus productos.

“Más allá de que seamos buenos productores, tenemos que innovar e ir más allá. El cacao es un cultivo de gran importancia socioeconómica para muchas familias que dependen de esta actividad. Es importante para el MAG que compartamos todo el conocimiento en genética, innovación y cómo dar valor agregado y nuevos productos”, manifestó López Lee.

Por su parte, Marilyn Villalobos, coordinadora regional del Proyecto Cacao de Centroamérica del CATIE, expresó “estos espacios son claves para que todos los miembros de la cadena productiva de cacao nacional, compartamos conocimientos y experiencias que permitan fortalecer alianzas para mejorar las capacidades de las familias productoras”.

Maruja Mayorga, indígena Bribrí, de la Asociación Comisión de Mujeres Indígenas de Talamanca (ACOMUITA) y promotora de las escuelas de campo, mencionó que con el apoyo del CATIE ella y su familia han adquirido nuevos conocimientos para manejar mejor el cacao, reducir la incidencia de enfermedades en el producto y mejorar su calidad. “En las Escuelas de Campo aprendemos haciendo, compartimos conocimientos con otras familias productoras y practicamos lo que aprendemos en nuestras propias fincas”, agregó.

Este es el tercer evento de la Serie de Foros Modernización de la Cacaocultura y fue coordinado por el CATIE en alianza con el MAG, CANACACAO, el Proyecto Binacional de la Cuenca del Río Sixaola, el Proyecto Promoviendo Mercados Sostenibles (PROMES) de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID-EARTH) y el IICA.


Datos nacionales

En nuestro país, unas 2229 familias siembran más de 4500 hectáreas anuales de cacao, lo que equivale a unas 500 tm. El litoral Atlántico es donde se concentra la mayoría del cultivo principalmente en las reservas Cabecar y Bribrí, para las cuales el cacao es una de las principales fuentes de ingreso, pues contribuye a su seguridad alimentaria, además de que representa una gran importancia social por tradición y cultura.

Este cultivo se da por lo general en sistemas agroforestales, ya que aparte del cacao, las familias o empresas cacaoteras pueden proveerse de otros bienes, como madera y fruta; además de que representa en la parte ambiental una solución para el desarrollo en las zonas de amortiguamiento y la conexión del Corredor Biológico Centroamericano, la protección de la biodiversidad en áreas protegidas, reservas y la mitigación de efectos del cambio climático.

El cacao se comercializa principalmente por medio de la Asociación de Pequeños Productores de Talamanca (APPTA), que cuenta con más de 800 pequeños productores indígenas que al año comercializan unas 150 toneladas de cacao seco. Asimismo se han establecido otras Asociaciones de Productores de Cacao como la de Upala y Guatuso; y empresas privadas que permiten certificar este producto, cultivado bajo técnicas sostenibles, amigables con el ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario