lunes, 22 de agosto de 2016

Sector Agropecuario atiende brotes de mosca del establo de manera coordinada

  • Mal manejo de rastrojos en plantaciones de banano, cítricos y piña se ha identificado como causas de los brotes denunciados este año.
  • Acciones de control incluyen identificación del origen de los brotes, instalación de trampas, aplicación de insecticidas y donación de medicamentos y vitaminas para animales afectados, así como emisión de sanciones y órdenes sanitarias contra responsables de manejo inadecuado de desechos vegetales.
Mediante un trabajo articulado entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), y sus dependencias adscritas Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), Servicio de Salud Animal (SENASA) y el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), el Sector Agropecuario ha venido atendiendo las situaciones presentadas por la afectación de la “mosca del establo”  (Stomoxys calcitrans) a la producción ganadera tanto de la Región Huetar Norte, como en el Caribe y en Los Santos.

De mayo de este año, a la fecha, los funcionarios del Sector Agropecuario han atendido 30 denuncias por presencia de “mosca del establo”, en la región Caribe, en el sector de Los Chiles, y en Los Santos.  Para la atención de estas denuncias, en total, han realizado 130 visitas de seguimiento, han emitido 7 órdenes sanitarias, han suministrado insecticidas, cicatrizantes, reconstituyentes, hemoparasiticidas y vitaminas, han colocado trampas en el campo y han capacitado a ganaderos y agricultores sobre el manejo adecuado de los desechos vegetales, la correcta identificación de la plaga, su biología, así como el comportamiento y control de la mosca.

En el caso de las denuncias en la región Caribe, los técnicos determinaron  el  origen de los brotes, razón por la cual se dictaron sanciones contra los dueños de las fincas donde no se dio un correcto manejo de rastrojos.  Las inspecciones realizadas de manera conjunta por funcionarios del SFE, SENASA, INTA y MAG, permitieron contener el brote,  y en forma paralela se intensificaron los muestreos con trampas plásticas en toda el área.

En el brote reportado en Pavón de Los Chiles, la inspección encontró  inadecuados manejos de rastrojos en dos fincas ubicadas, contra las cuales  se emitieron  las órdenes sanitarias y fitosanitarias correspondientes para evitar la propagación de la plaga.  Posteriormente se informó sobre otro brote en el sector de MonteAlegre.  Tras un intenso despliegue de funcionarios del SFE, SENASA, MAG, INTA y el apoyo de los ganaderos de la localidad, se logró ubicar un área de alrededor de 85 hectáreas de derriba de árboles de cítricos, localizado a menos de un kilómetro de MonteAlegre, que resultó ser el origen del brote de moscas del establo, localizando allí  pupas y larvas de todos los estadios en alta población que ya se encontraba en su fase de segunda generación (f2) del insecto.

Este hallazgo se considera relevante,  ya que no existían anteriormente reportes de esta plaga asociada a cítricos.  Inmediatamente,  se dictaron las medidas del caso por parte del SFE y del SENASA e inició el proceso de control de área aplicando insecticidas reguladores de crecimiento para las larvas y aplicando fuego al rastrojo, además se incrementó el trampeo tanto en áreas de cítricos como en las ganaderías cercanas.

En esta labor en particular, el INTA y el SENASA colaboran con los ganaderos afectados en la colocación de trampas de tela con insecticida deltametrina y de igual forma el MAG logró apoyo del sector privado para donar medicamentos y vitaminas para evitar mayor debilitamiento de los animales afectados.

En mayo también se había reportado un brote en Los Santos, motivado por la broza del café. En este caso, se capacitó y organizó a los caficultores y técnicos del sector agropecuario de esa región y se tomaron medidas para el monitoreo, trampeo y control con insecticidas.

De acuerdo con los especialistas, el comportamiento de la “mosca del establo” depende de la temperatura, precipitación, y de la existencia de material en descomposición o mal manejo. De enero  a abril de este año, en la zona norte del país, se presentaron altas temperaturas, con alto brillo solar lo que hizo que la presencia de mosca adulta fuera nula.   A partir del 15 de mayo del presente año iniciaron las lluvias en la región, aumentó  la humedad y se estabilizaron las temperaturas, se registraron días muy lluviosos combinados con mañanas secas, con material en descomposición expuesto, y presencia de viento, además de mayor trasiego de material verde a nivel de fruta natural y semillas. Todos estos factores han facilitado el incremento de la plaga, según los técnicos del MAG, quienes advierten que durante los meses de octubre, noviembre y parte de diciembre, se dan las mayores poblaciones de mosca adulta, por lo que cualquier estrategia para mitigar la presencia de la mosca, debe basarse en prevención y de acuerdo con la curva de su comportamiento mensual


viernes, 19 de agosto de 2016

Extensionistas proponen Sistema Nacional de Innovación de Tecnología Agropecuaria



Este viernes 19 de agosto, concluyó el III Congreso Nacional de Extensión Agropecuaria, en el que participaron más de 250 personas, entre ellos, agricultores, extensionistas del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG)  y demás instituciones del sector.  Dentro de las recomendaciones finales, los participantes apuntan hacia la creación de un Sistema Nacional de Innovación de Tecnología Agropecuaria, como una medida urgente que permita mejorar la capacidad de las instituciones y organizaciones, para brindar los servicios que requiere el sector de pequeños y medianos productores.

En su Declaración Final, los extensionistas destacan “la necesidad de fortalecer el vínculo de la extensión con la investigación científica y social, facilitando la construcción colectiva del conocimiento, la educación y el fortalecimiento constante de capacidades de las familias productoras, incluyendo las poblaciones más vulnerables, en procura de un mejoramiento de vida y el desarrollo  de la agricultura adaptada al clima”; así como mejorar los sistemas de extensión mediante el uso de las tecnologías de información, comunicación masiva y el fortalecimiento institucional.

Además, proponen impulsar al extensionista como motor de desarrollo en las comunidades y conformar un grupo interdiscipliniario e interinstitucional que contribuya con la incidencia de política y dé seguimiento a los acuerdos del congreso.

Para el Viceministro de Agricultura y Ganadería, Felipe Arguedas Gamboa, este Congreso se convirtió en el máximo foro durante el Año de la Extensión Agropecuaria.  “En este Congreso se ha procurado responder a las realidades ambientales, socioeconómicas y políticas, para fortalecer el trabajo  y consecuentemente al Sector Agropecuario.  Además sirvió de marco para que  Extensionistas del Ministerio de Agricultura y Ganadería y de otras instituciones y organizaciones del Sector, compartieran  sus experiencias,  con el fin de actualizar los conocimientos que permitan entender la realidad en un mundo globalizado,  para dar una mejor respuesta al entorno local”, dijo.

La extensión es cambiante, y para hacerle frente a los cambios hay que definir prioridades y realizar esfuerzos en  formación técnica y aprendizaje continuo. El conocimiento, la innovación, la gestión de riesgo,  la sostenibilidad, la adaptación, transformación y la difusión, son esenciales para el avance de la agricultura”, expresó por su parte Fernando Vargas Pérez, Director Nacional de Extensión Agropecuaria del MAG.

El III Congreso Nacional de Extensión Agropecuaria fue organizado por el MAG y contó con el apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),  la Fundación para el Fomento y Promoción de la Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria (FITTACORI) y la Asociación Nacional de Extensionistas Agrícolas y Forestales (ANEAF).




miércoles, 17 de agosto de 2016

ICAFE SUGIERE NO BAJAR LA GUARDIA EN EL COMBATE DE LA ROYA


Extensionistas procuran cambios e innovación en servicios que brindan a los agricultores

Ante los nuevos retos que enfrenta el sector agropecuario costarricense, y la necesidad de remozar los servicios de extensión y transferencia de tecnología que se le brindan para apoyarlo en los procesos de adaptación, más de 200 extensionistas del Ministerio de Agricultura y Ganadería y agricultores se reúnen a partir de este miércoles en la sede del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), en Coronado.

Bajo el lema  “La realidad cambia… la extensión agropecuaria se adapta”, los extensionistas y agricultores analizarán, entre otros temas, la extensión agropecuaria dentro del marco de la seguridad alimentaria y nutricional, la agricultura familiar y el desarrollo rural de los territorios; la contribución de la extensión a la mitigación y adaptación al cambio climático y el relevo generacional frente al uso de nuevas tecnologías de información y comunicación, la gestión organizacional, así como la necesidad de impulsar la gestión empresarial en las organizaciones agropecuarias.

“Hay en el Gobierno de la República una obligación con la enseñanza, y la extensión agropecuaria es parte de esa enseñanza. La extensión tiene que cambiar y reconocer la velocidad en que cambia la tecnología. Debemos hacer un esfuerzo mayor de formación y aprendizaje permanente”, fue el llamado del Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera en la inauguración del Congreso.

“Queremos propiciar las oportunidades para que los extensionistas puedan sistematizar y compartir sus conocimientos, de manera que se generen cambios  e innovaciones en el Sistema Nacional de Extensión Agropecuaria”, expresó el Ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Felipe Arauz Cavallini.

Por su parte, el Director General del IICA, Víctor M. Villalobos, destacó que el conocimiento, la innovación y la difusión, son esenciales para el avance de la agricultura. “Todos en este congreso debemos caminar juntos en la construcción de una agricultura basada en el conocimiento, que permita producir más y hacerlo de manera sustentable; que logre alimentar a toda la población, que ayude a concurrir con éxito a los mercados mundiales, y genere condiciones para la vida justa de los productores del hemisferio”, afirmó Villalobos.
“Los agricultores familiares que trabajan los campos, son protagonistas de este proceso de desarrollo rural sostenible y en la seguridad alimentaria y nutricional del país. Y es aquí, donde la extensión agropecuaria tiene un reto y una oportunidad de alta proporción, incluyendo el cambio generacional y el uso de las tecnologías de información y comunicación”, comentó Octavio Ramírez, Oficial a cargo de la Representación de FAO en Costa Rica.

Para la agricultora Elena Gaitán Guadamuz, el trabajo de extensión les ha significado a los productores mejoras en su producción. Pero, también demanda cambios en el modo como opera, de manera que se definan políticas de inclusión de las mujeres como participantes activas del proceso de producción agropecuaria.

El III Congreso Nacional de Extensión Agropecuario fue declarado de interés público según Decreto Ejecutivo No. 39542-MAG.  Es un acontecimiento de gran importancia para todos aquellos que realizan funciones como extensionistas en las instituciones del Sector Agropecuario, al servicio de las familias productoras de nuestro país.  Es patrocinado por el IICA, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO; la Fundación para el Fomento y Promoción de la Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria, FITTACORI; y la Asociación Nacional de Extensionistas Agrícolas y Forestales, ANEAF.






jueves, 11 de agosto de 2016

Sector lechero inicia proyecto de adaptación al cambio climático para hacer actividad sostenible y más competitiva

·         El proyecto es considerado el piloto de adaptación del NAMA-Ganadería
·         Se financia con recursos del Fondo de Adaptación, con un aporte de $400.000 para 41 fincas

Con la realización del primer taller de inducción dirigido a los productores lecheros que participan en el plan piloto nacional de la NAMA Ganadería, Costa Rica inicia el proceso del sector lechero para adaptar su actividad al cambio climático, a la vez que la hace más sostenible y competitiva.

“Durante el taller, en el que participan los 41 productores y técnicos que forman parte del proyecto piloto, se procura unificar los conocimientos en torno a las tecnologías a promover, conocer las expectativas de los beneficiaros y dejar claro el alcance del proyecto; el cual tiene como objetivo principal que las fincas se adapten de mejor manera al cambio climático y puedan difundir sus experiencias con fincas vecinas. De igual manera se tiene un componente de capacitación continua para preparar de mejor forma al ganadero con la idea clara de que su ganadería sea más eco-competitiva”, explicó la Viceministra de Agricultura y Ganadería, Ivannia Quesada Villalobos.

La actividad se realiza en la Sede Central del CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) en Turrialba, con el financiamiento del proyecto EC-LEDS 2 de USAID, gestionado por el Programa Nacional de Ganadería del MAG y el CATIE, en su componente de apoyo a los pilotos de NAMA Ganadería.

“El CATIE forma parte de este proyecto pues ha logrado, junto con sus socios, generar insumos para el desarrollo de la ganadería sostenible baja en emisiones, principalmente por medio de los sistemas silvopastoriles, los cuales permiten la diversificación de la finca, la adaptación y mitigación al cambio climático, así como un equilibrio entre lo ambiental, lo social y lo económico”, detalló el Director General del CATIE, Muhammad Ibrahim.

El taller se desarrollará los días 11 y 12 de agosto y se da en seguimiento de las acciones oficializadas en el Día Mundial de la Leche, celebrado el pasado 1 de junio en el MAG en La Sabana. Los participantes del taller son lecheros de las regiones Pacífico Central, Central Occidental, Huetar Norte y Chorotega; quienes en los años anteriores han sufrido las consecuencias negativas del cambio climático en sus actividades ganaderas.

Los fondos para las intervenciones en finca a realizarse con el proyecto son aportados por el Fondo de Adaptación de las Naciones Unidas, el cual es administrado por Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible con el apoyo de la Dirección de Cambio Climático del MINAE y serán ejecutados por la Cámara Nacional de Productores de Leche. “El Ministerio de Agricultura y Ganadería apoya dicho piloto con acceso a condiciones crediticias más acordes a la realidad del ganadero (por medio del fidecomiso MAG-BNCR); además del seguimiento de la Dirección Nacional de Extensión por medio del soporte técnico a las fincas, gracias a las Agencias de Extensión Agropecuaria de las direcciones regionales”, agregó Quesada.

La NAMA Ganadería inició en 2013 como una iniciativa del MAG, la Dirección de Cambio Climático y cooperantes internacionales que rápidamente involucró a la academia, a CORFOGA y a la Cámara Nacional de Productores de Leche.

Este esfuerzo ha sido apoyado por varios donantes bilaterales y contrapartes técnicas incluyendo al Gobierno de Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda.

La NAMA Ganadería es el mecanismo de implementación de la Estrategia Nacional de Ganadería Baja en Carbono. Se realizará en tres etapas: la primera se desarrolla desde 2014 y corresponde al Plan Piloto Nacional (PPN). El PPN trabaja en 93 fincas localizadas en las 5 regiones agro-ecológicas del país, en 2016 inicia un pilotaje en adaptación para la lechería especializada con 41 fincas. En una segunda etapa (2017-2021) se intervendrán 1800 fincas en tres regiones priorizadas con mecanismos financieros e incentivos que permitan el aumento en la productividad y mejoras en el balance de carbono. En el escalamiento nacional (+2020) gracias a mecanismos financieros proporcionados por el sistema bancario nacional será posible dar acceso libre al cambio tecnológico a la totalidad de los productores del país.


SFE definió plagas de atención prioritaria

  • Plagas que afectan cítricos, tomate, papa, melón, piña ,café y palmáceas, entre otras, están bajo supervisión prioritaria.

El Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), definió un listado de más de 10 plagas que estarán bajo vigilancia de manera prioritaria para lo que resta de este año y el 2017.

Se estará atendiendo el Huanglongbing (HLB) que afecta los cítricos; el Nematodo blanco del quiste de la papa (NBQP); el Tomato yellow leaf curl virus (TYLCV) conocido como Virus de la cuchara;  el Picudo negro de las palmáceas; plagas como ácaros y caracol que afectan al chayote, principalmente para la exportación; el Thrips palmi que causa problemas en cultivos como zapallo, melón, pepino y sandía;  la cochinilla en piña, Dysmicocus brevipes;  así como la Roya del café.

También se mantendrá vigilancia sobre plagas cuarentenarias como el caso de Leprosis de los cítricos en el cordón fronterizo con Panamá y se continuarán con los muestreos para la verificación de la ausencia del Avocado sunblotch viroid (ASBVd), conocido como Mancha de sol, sobre todo en la región de los Santos, donde se concentra la mayor cantidad de cultivo de aguacate de altura del país.

Se está trabajando con el tema de la bacteria Xylella fastidiosa en ornamentales.  Se coordina conjuntamente con los productores de plantas de la especie Phoenix roebelenii, para llevar una posición científica a las autoridades fitosanitarias de la Unión Europea, con la finalidad de que se puedan reactivar las exportaciones.

Con la problemática del cambio climático se prevé que muchas de las plagas incrementen sus poblaciones, de ahí la importancia que los sistemas de vigilancia se lleven a cabo de manera más precisa y minuciosa, con la finalidad de proteger el patrimonio vegetal del país.

MAG, CONAC y la UNA procuran mejorar capacidades de jóvenes en los territorios rurales

Con el objetivo de  formar a jóvenes líderes universitarios y comunitarios para que, a su vez, capaciten a otros jóvenes en los territorios rurales,  se está realizando un taller del 10 y hasta el 12 de agosto en el Centro Cooperativo La Catalina, en Heredia, organizado por el Consejo Nacional de Clubes 4S (CONAC), entidad adscrita del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en alianza con la Universidad Nacional.
Según manifestó Rafael Mesén Vega, Director del CONAC,  “la idea es capacitar a los formadores en desarrollo humano, gestión social y programas 4S; inducir en  el establecimientos de Clubes 4 S de jóvenes en organizaciones, liceos rurales y consejos territoriales; e integrar el trabajo regional para el establecimiento de procesos de capacitación de jóvenes en organizaciones, liceos rurales y consejos territoriales.
En el taller participan 30 estudiantes voluntarios de la Universidad Nacional (sedes Sarapiquí, Chorotega, Pérez Zeledón), 4 líderes juveniles de la Federación de Cámara de Ganaderos de Guanacaste, 3 líderes comunitarios del territorio de los Santos y 3 líderes comunitarios del territorio de Pérez Zeledón, entre otros.
La alianza estratégica entre el CONAC y la Vicerrectoría de la Universidad Nacional facilitará la puesta en marcha de un nuevo programa llamado Clubes de Jóvenes Universitarios Extensionistas 4S, el cual consiste en establecer estos clubes en las sedes regionales de la universidad, para ayudar a los jóvenes a   organizarse  y capacitarse para que gestionen sus propios proyectos de sociales y económicos.

Los Clubes 4S son organizaciones de niños, niñas,  jóvenes y mujeres rurales que desarrollan y cultivan en los individuos actitudes cívicas, de superación personal y de mejoramiento común.  Dentro de las actividades programadas para este año, el CONAC realizará también el I Encuentro de los Clubes Integrales Infantiles 4S, los días 26 y 27 de agosto de este año.