jueves, 16 de diciembre de 2010

Sector Agropecuario apoya a pequeños productores para rehabilitación de áreas afectadas por Tomás y Nicole

· Subsidio temporal, crédito para la reactivación del sector agropecuario y control fitosanitario contra el “ojo de gallo” en el sector cafetalero son las prioridades.
· 6.600 productores de todo el país se vieron afectados

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), trabaja de la mano de de los productores y de otras instancias del sector público para la rehabilitación de las áreas afectadas por inundaciones, deslizamientos y serios daños causados por el sistema de baja presión ubicado en el mar Caribe entre Costa Rica y Panamá y por la Tormenta Tropical Tomas y la anterior Nicole.

El MAG como ente rector del sector agroalimentario está desarrollando una serie de programas para la atención de las pérdidas post emergencia, que permita recuperar la producción y restablecer las áreas afectadas, dentro de los que destacan: subsidio temporal de empleo, crédito para la reactivación del sector agropecuario y control fitosanitario contra el “ojo de gallo” en el sector cafetalero.

Los recursos económicos para la ejecución de estos programas se coordinan a través del fondo de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencia (CNE) y del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Según manifestó Erick Quirós Quirós, Director Superior de Operaciones Regionales del MAG, el programa de subsidio temporal es una acción coordinada entre el MAG-MTSS y cuenta con un fondo de 3 mil millones de colones y busca beneficiar a más de 5.555 agricultores que recibirán un subsidio mensual de 180 mil colones por un plazo de tres meses.

Además, enfatizó que el crédito para la reactivación del sector agropecuario busca otorgar una línea de crédito de corto plazo, a tasa 0, para que los productores afectados logren reinvertir en sus fincas y pueda recuperar sus niveles de producción. Incluye la atención de aquellos productores que tienen créditos activos con instituciones del sistema bancario nacional y que por las pérdidas de sus cosechas tienen el riesgo de entrar en insolvencia económica y perder sus activos productivos. Será ejecutado con fondos de la CNE.

Con el fin de apoyar al sector cafetalero el MAG a través del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), emitirá un decreto ejecutivo que declare emergencia sanitaria en las regiones cafetaleras con el fin de poder realizar un fuerte control contra el “ojo de gallo” y poder utilizar los recursos económicos.

Inicialmente con el apoyo de todo el sector agropecuario, se realizó un intenso trabajo de campo con el fin de cuantificar las pérdidas en el sector agropecuario, tomar las medidas necesarias y mitigar las consecuencias que puedan tener sobre dicho sector.

Se estima que se vieron afectados más de 6.600 productores de Alajuela, Cartago, Guanacaste y Puntarenas, entre otros, que se dedicaban al cultivo de hortalizas, legumbres, café, tubérculos, granos básicos, frutas y actividades pecuarias como apicultura, porcicultura, ganadería bovina de carne, ganadería de leche y doble propósito, así como capricultura.

En total, las pérdidas del Sector Agropecuario por los fenómenos Tomas y Nicole superaron los $53 millones, de los cuales más de $17 millones corresponden a cultivos como hortalizas, frutales y granos; más de $33 millones corresponden a pérdidas en cafetales y más de $2 millones en pérdidas en actividades pecuarias, entre pastos para ganadería bovina, producción porcina, apicultura y piscicultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario