miércoles, 12 de enero de 2011

Gobierno anuncia nueva política arrocera

• La política está centrada en el apoyo a los pequeños y medianos productores, y en la protección de los consumidores de bajos ingresos.
• Los pequeños y medianos productores recibirán hasta ¢5,000 millones en apoyo técnico/agropecuario, capacitación de negocios y acceso a una línea de crédito de más de ¢4,000 millones.
• Los precios al consumidor seguirán regulados por un tiempo prudencial, para velar por precios asequibles para los consumidores de menores ingresos.
• La fijación de precios al productor, que viola los compromisos internacionales de Costa Rica, se eliminará gradualmente, en un contexto de diálogo con los productores.


Las Ministras de Agricultura, Economía y Comercio Exterior, Gloria Abraham, Mayi Antillón y Anabel González, anunciaron hoy en conferencia de prensa conjunta los grandes lineamientos de la nueva política arrocera del Gobierno de la República.

Los dos ejes principales de la nueva política son un ambicioso programa orientado al incremento de los ingresos de los pequeños y medianos productores y la protección del consumidor que comprende, entre otros aspectos, la regulación del precio del arroz para el consumo final, el control de calidad e inocuidad del arroz así como todas aquellas acciones necesarias para garantizar el abastecimiento y disponibilidad del producto en el mercado nacional.

Según explicaron las Ministras, los pequeños y medianos agricultores, es decir, aquellos con fincas de 50 hectáreas o menos, serán los beneficiarios de un programa de capacitación técnico agropecuaria, valorado en ¢5,000 millones, que será financiado con los recursos de CONARROZ y será ejecutado por el Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola, IICA, una de las instituciones agropecuarias de mayor prestigio en toda la región.

El programa de capacitación técnica a ser ejecutado por el IICA comprende todo el ciclo productivo, empezando con el mejoramiento de las prácticas de manejo y adquisición de la semilla, pasando por la aplicación de buenas prácticas agrícolas, de fertilización y de manejo de maleza y plagas, y culminando con las estrategias de gestión comercial y mercadeo de grano y semilla.

Asimismo, se pondrá a disposición de los pequeños y medianos productores un programa de capacitación en gestión de negocios, que será ejecutado por el INA. Dicho programa permitirá a los productores capacitarse en sus áreas de necesidad e interés, incluyendo:

• Organización empresarial
• Buenas prácticas agrícolas
• Gestión de empresas agropecuarias
• Acceso a una plataforma virtual de apoyo a PYMES
Ambos programas serán ofrecidos a los 727 productores con fincas menores a 50 hectáreas.

El tercero componente de la nueva política, de cara a los productores, está constituido por una línea de crédito de más de ¢4,000 millones, por medio del Sistema de Banca para el Desarrollo.

La ejecución de los tres programas está programada para el segundo trimestre de este año, luego de que la propuesta del gobierno haya pasado por un proceso de diálogo con los representantes de los productores de arroz.

La política de fijación de precios del arroz para el consumidor final se mantendrá en vigencia por un tiempo prudencial, como una forma de garantizar que los aumentos en la productividad se traduzcan, gradualmente, en mejore precios para el consumidor final, sobre todo los de menores ingresos, mientras que la fijación de precios al productor será eliminada gradualmente en el transcurso del 2011, en cumplimiento con las obligaciones comerciales de nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario