viernes, 22 de junio de 2012

Plan Sectorial de Agricultura Familiar contará con ¢2.500 millones para impulsar la actividad



En el marco de la celebración del 70 aniversario del Ministerio de Agricultura y Ganadería, se desarrolló la conferencia dedicada al tema de la Agricultura Familiar, en la cual tuvo participación la Embajadora de la República de Brasil, María Dulce Silva y Dagoberto Vargas, Gerente del Programa de Agricultura Familiar del MAG, quien presentó el Plan Sectorial que contempla acciones al 2014 para el desarrollo de este sistema de producción.

La Ministra de Agricultura, Gloria Abraham, manifestó que el Plan es un compromiso del gobierno de la Presidenta Chinchilla y que procura darle a la agricultura familiar el lugar que requiere y merece. “Es un tema de filosofía de vida y tiene que ver con el mejoramiento de las condiciones de producción, consumo, alimentación y salud de la población.  La producción agrícola familiar produce un porcentaje muy significativo de los alimentos que consume el país y evidentemente la punta de  lanza tiene que ser el mercado, de modo que la agricultura familiar de pasos más allá y pase de la subsistencia a la generación de excedentes comercializables en pequeña escala pero articulados a un mercado existente”, señaló Abraham.

Por su parte, la Embajadora de Brasil destacó los objetivos del Programa de Adquisición de Alimentos de la Agricultura Familiar en su país, que es líder mundial en este tema desde hace varios años, y gracias al cual se han visto beneficiadas más de 400 mil familias.

Dulce Silva señaló además que la institucionalización de este programa como política de apoyo a la comercialización de la Agricultura Familiar se basa en principios de seguridad alimentaria y nutricional y de desarrollo rural sostenible.

Mientras, Dagoberto Vargas, Gerente del Programa de Agricultura Familiar, se refirió a la importancia de este tema el cual se ha incorporado como un área estratégica de la Política de Estado para el Sector Agroalimentario y el Desarrollo Rural Costarricense 2010-2021, así como en el Plan Sectorial de Desarrollo 2011-2014 que tiene como fin contribuir y mejorar las condiciones de vida de las familias en sus territorios, mediante la producción de alimentos para autoconsumo y comercialización.

Vargas detalló que la meta de este Plan es atender unas 1720 unidades de producción agropecuaria familiar en 15 cantones prioritarios, con los índices más bajos de desarrollo social, a saber Talamanca, Matina, Pococí, Siquirres, Los Chiles, Upala, Sarapiquí, Coto Brus, Buenos Aires, Corredores, Osa, Golfito, Parrita y La Cruz. 

Otras acciones contempladas son el establecimiento de huertas escolares; vitrinas tecnológicas en colegios técnicos y estaciones experimentales; fincas integrales didácticas en asentamientos campesinos y la capacitación conjunta de técnicos y productores líderes.

En la formulación del Plan participaron todas las entidades públicas del Sector Agropecuario, así como organizaciones de productores. En total, se tienen presupuestados a la fecha, para su ejecución, unos ¢2.500 millones.

En la actividad también estuvieron presentes las Viceministras Xinia Chaves y Tania López, además de representantes de todo el sector agroalimentario, universidades públicas, FAO,  IICA, entre otros.


Reconocimientos

Como ya es costumbre durante las conferencias de aniversario, en esta ocasión se reconoció el trabajo realizado por un extensionista dedicado la mayor parte de su vida profesional a la pequeña agricultura y a una familia dedicada a la producción de leche, que se convierte en ejemplo de trabajo y esfuerzo valiente.

Se trata del Ing. Max Ureña, quien recientemente se jubiló de su trabajo en el Ministerio de Agricultura, donde ocupo cargos como  Agente de Extensión en Carrillo, Especialista de Granos Básicos, Jefe Regional de Extensión, Subdirector Regional y  Jefe del Departamento de Desarrollo Metodológico

Por su parte, en la familia Murillo, ejemplo de superación, se reconoció a todas las familias productoras,  pues han logrado en su pequeña finca introducir una infinidad de innovaciones tecnológicas y empresariales, que los hacen dignos representantes del potencial que tiene la agricultura familiar como un modelo exitoso para el desarrollo económico y social en la ruralidad costarricense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario