miércoles, 19 de junio de 2013

Costa Rica logra reconocimiento como país con riesgo controlado para “enfermedad de la vaca loca”

La Organización Mundial de la Salud Animal (OIE)   incluyó a Costa Rica en la lista de países con riesgo controlado de Encefalopatía Espongiforme Bovina, comúnmente conocida como “enfermedad de la vaca loca”, según informaron las autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería este miércoles.

Este reconocimiento se obtiene cuando un país cumple con  el  procedimiento operacional normalizado de la OIE para el  estatus sanitario que ha demostrado la capacidad de prevenir la enfermedad de la vaca loca y aplicar las medidas de control adecuado en la cadena productiva.

“Este es un logro importantísimo, especialmente para una actividad como la ganadería, que es estratégica por su condición de proveedora de alimentos básicos para la población, sus encadenamientos con otros sectores económicos, en términos de empleo, generación de ingresos y divisas, y por supuesto, desde el punto de vista de la salud pública, ya que de esta forma garantizamos a los consumidores que el consumo de carne bovina costarricense es seguro,  ya que el agente causal de esta enfermedad no está presente en los hatos nacionales”, dijo la Ministra Gloria Abraham Peralta. 
“Con gran satisfacción recibimos el  certificado del reconocimiento del país  por parte de la OIE.  Es un gran paso y es el resultado del trabajo en equipo de   los funcionarios  del SENASA y  el apoyo importantísimo  de la empresa privada  y  los  sectores  productivos” manifestó German Rojas, Director del SENASA, quien  recibió  el  reconocimiento en  compañía  Leonardo  Luconni, Presidente de  CORFOGA, durante la 81ª Sesión General de la Asamblea mundial de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), efectuada en  mayo  pasado.

De esta forma, Costa Rica queda en igual condición sanitaria con los países de altos estándares en relación con la EEB, entre  ellos España, Alemania, Francia, Canadá, lo  que representa un valor agregado al sector ganadero en lo que respecta a apertura de mercados y seguridad alimentaria.

La declaratoria de la OIE  abre, además, otras muchas posibilidades, como la utilización de insumos bovinos para fabricar válvulas cardiacas, ya que el país se hace acreedor de la confianza de sus socios comerciales y de la comunidad internacional.

Anteriormente, Costa Rica estaba en la lista de países que no habían sido clasificados por la OIE con un estatus de riesgo a la EEB.  Desde 2011, el SENASA inició las gestiones ante la OIE para incluir a Costa Rica en la lista de los países en que el riesgo de dicha enfermedad se ha controlado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario