martes, 16 de julio de 2013

Diversidad de cultivos menores en el mercado mundial impulsa establecimiento de Límites Máximos de Residuos (LMR) de plaguicidas

·     Ayer se dio a conocer el proyecto mundial  con la participación de Costa Rica, conocido como Proyecto Interregional de Investigación N°4 (IR4), a productores, exportadores, cámaras, investigadores, académicos y funcionarios vinculados con el sector agrícola.

Ante la diversidad de frutas y  vegetales, denominados cultivos menores, tales como rambután, chayote, culantro coyote, que se comercializan en el mundo y, la falta de LMR para estos productos, es que tres regiones del mundo: Asia, África y América Latina van a trabajar en un proyecto conjunto para la generación de datos que permita el establecimiento de LMR en esos cultivos. Por ello, esta semana fue presentado el proyecto al sector agrícola del país, en el Hotel Tryp Sabana.

“Es un trabajo  que propone darle ventaja competitiva a los cultivos menores, pero no es un proyecto que tiene un límite de existencia, necesita que ustedes se lo apropien para darle continuidad”, aseveró Tania Lopez Lee, Viceministra de Agricultura y Ganadería.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), por medio del Servicio Fitosanitario del Estado será el coordinador general del proyecto en Costa Rica; además, el SFE va a aportar el director del estudio, el investigador de laboratorio, el responsable de la gestión de calidad y el personal de apoyo necesario para la ejecución de los análisis de laboratorio y los ensayos de campo; el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria (INTA), va a aportar dos investigadores de campo.

Según Roger Ruiz, coordinador general y funcionario del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), el proyecto se llevará a cabo utilizando, preliminarmente cuatro plaguicidas aplicados a los cultivos representativos del grupo de frutas tropicales a saber  piña, banano, mango, aguacate y papaya.

Los países participantes se van a dividir en dos grupos.  Un grupo va a realizar los ensayos de campo y los análisis de laboratorio y el otro grupo va a participar como observador para desarrollar sus capacidades en esta actividad. Para el establecimiento de LMR se necesita un número mínimo de ensayos que se han distribuido en las tres regiones. Por ejemplo, en el caso del Piriproxifen: Costa Rica y Guatemala van a trabajar en banano, Perú en aguacate, Panamá en piña, Malasia y Singapur en mango, y Filipinas en papaya; además, el IR-4 de Estados Unidos va a proporcionar toda la información de que disponga al respecto.

El proyecto se ejecutará en un plazo de tres años. El primer año se dedicará a la capacitación, de manera que los países tengan los laboratorios preparados para los análisis y el personal de campo preparado para realizar los ensayos bajo Buenas Prácticas de Laboratorio. Después, se desarrollarán los ensayos de campo, la recolección de las muestras y los análisis de laboratorio. Se prevé que durante el último año se concluyan los análisis de laboratorio y se realice la recolección de toda la información para elaborar el expediente que será presentado al CODEX para el establecimiento de los LMR respectivos.

Este proyecto mundial cuenta con el soporte económico de la Organización Mundial del Comercio, por medio del Fondo para la Aplicación de Normas y el Fomento del Comercio (STDF), la asesoría técnica de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la coordinación mundial por parte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos  (USDA-FAS), la implementación técnica a través del IR-4, la industria y consultores. En América Latina, la organización implementadora del proyecto será el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

No hay comentarios:

Publicar un comentario