martes, 19 de noviembre de 2013

Gobierno endurece controles para protección de tiburones y rayas

  
         Sector pesquero dispondrá 24 meses para prepararse para cumplir con las nuevas disposiciones
         Decreto Ejecutivo establece nuevas reglas para la descarga y comercialización de especímenes en los muelles

La administración de la presidenta Laura Chinchilla emitió un Decreto Ejecutivo que impone mayores controles para la descarga y comercialización de tiburones y rayas en los muelles costarricenses, que procura la protección de esas especies marinas, principalmente para evitar la sobreexplotación.

Precisamente, la mandataria Chinchilla resaltó que este decreto se une a una serie de medidas, que desde el inicio de esta administración, protegen la reproducción de fauna marina.

“Se nos ha reconocido el cierre de muelles privados, el mejoramiento de los controles en materia de pesca, la creación de un área especial de manejo en los montes submarinos en la Isla del Coco, inversiones históricas en todo lo que supone la flota con que cuenta el Servicio Nacional de Guardacostas para una mayor vigilancia en nuestros mares, alianzas con organizaciones no gubernamentales para incrementar la inversión en la adquisición de radares. Son esfuerzos reconocidos en el reciente informe del Estado de la Nación que afirmó que este gobierno volvió su mirada hacia los mares”, destacó la presidenta Chinchilla.

El decreto firmado hoy en Casa Presidencial por la Presidenta Chinchilla y la Ministra de Agricultura y Ganadería, Gloria Abraham Peralta, señala: "Establecimiento de tallas de Primera madurez para la captura y comercialización de elasmobranquios (tiburones y rayas) en Costa Rica".

“El decreto define de manera clara sobre tallas mínimas para la pesca de especies, la prohibición de pesca de ciertas especies y la prohibición de pesca de mantarrayas, esta última que siempre ha estado prohibida. El sector pesquero contará con 24 meses para prepararse. “Para su cumplimiento habrá dos controles esenciales; uno que consiste en observadores a bordo y el otro a través de balizas para la identificación y supervisión satelital”, explicó la ministra de Agricultura y Ganadería, Gloria Abraham.


De manera que al llegar al puerto solo se permitirá la descarga, comercialización y consecuente aprovechamiento de tiburones provenientes de embarcaciones de captura cuando las tallas sean iguales o superiores a los rangos que el decreto establece dependiendo de cada especie.

Como medida precautoria se esta prohibiendo la captura, posesión, almacenaje, transporte, comercialización, industrialización, retención abordo, y desembarque de las siguientes rayas: manta raya (Manta sp), la raya diabla (Mobula sp), y la raya látigo (Dasyatis longa). En el caso de captura incidental éstas deben ser liberadas causándoles el menor daño y devueltas al medio acuático.

Igualmente como medida precautoria y con base en la resolución adoptada por la Comisión Interamericana del Atún Tropical C-11-10, se prohíbe la retención a bordo, descarga, almacenamiento, transbordo, venta u ofrecimiento de venta  el tiburón punta blanca oceánico (Carcharhinus longimanus).

En el marco de la sostenibilidad del recurso se han implementado durante esta administración con especial suceso las áreas marinas de pesca responsable. Como complemento especial se instalaron boyas de alta tecnología que delimitan espacios así declarados.

Particular énfasis merece la declaratoria y oficialización del Plan Nacional de Pesca y Acuicultura, una deuda saldada de más de siete años.

Todo adquirirá mayor relevancia si se contextualiza en el marco de la Política Nacional del Mar recientemente promulgada, así como el establecimiento de la CONAMAR como órgano superior de coordinación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario