jueves, 13 de marzo de 2014

Investigaciones del INTA benefician a productores de Quepos y Parrita

·         “Papaya perfecta” y “banano enano” son variedades apetecidas por los mercados.

Erick Jiménez Madrigal, Bayron Rojas Fallas, Silvio Calderón, Luis Pedro Pérez Aguilar y Eliecer Vindas Castillo, forman parte de un grupo de agricultores exitosos de Quepos y Parrita, quienes se han visto beneficiados por las investigaciones del Instituto de Investigación en Transferencia de Tecnología Agropecuaria (INTA). 

Recientemente la Viceministra del MAG, Tania López Lee viajó a la zona en compañía del director del INTA, José Rafael Corrales, y recorrieron las plantaciones de papaya y plátano enano.  Además, visitó a un grupo de exitosos papayeros que envían un contenedor por semana del híbrido Pococí (papaya perfecta),  hasta los mercados de Canadá.

Según Jiménez Madrigal de CoopeParrita Tropical, la organización alberga 32 asociados quienes producen cerca de 50 hectáreas de papaya que generan cerca de mil kilos en 18 meses.  “Este híbrido lo trajimos de la Estación del INTA en  Guápiles y se ha adaptado muy bien a nuestros suelos, y además es muy cotizada en los mercados de Canadá por su gran dulzura y contextura”, aseveró

Por otro lado, Antonio Astúa Guzmán, productor de papaya en Parrita dijo que “anteriormente  pensaba que el MAG no servía en nada al productor, pero después de conocer bien su trabajo, me  siento orgulloso de ser productor  y de trabajar en equipo”, comentó.

Corrales manifestó la necesidad de retomar y fortalecer la Estación Experimental del INTA en Quepos, denominada la “Managüita”.  “Esta zona es muy productiva y  existen líderes del sector agropecuario que pueden trabajar en conjunto con el MAG-INTA.  Creo que esta Estación Experimental es para  los productores y debemos fortalecerla en forma conjunta”, comentó.

Durante la visita que realizó la Viceministra López Lee por la finca de los productores, aplaudió el empeño y dedicación que tiene el joven de 26 años,  Luis Pedro Pérez Aguilar, productor de plátano de Quepos,  quien ha sacado provecho de todas las capacitaciones que le brinda el INTA a través de la Estación Experimental “La Managüita”. 

“El curraré enano requiere menos espacio, es más fácil su manejo, más rentable y ocupa menos mano de obra.  Yo le agradezco al INTA y al MAG el apoyo que me dan y

además, como productor  creo que no le  debemos tener miedo a  la innovación y al cambio para incursionar  con  nuevas variedades”, concluyó Pérez Aguilar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario