viernes, 23 de mayo de 2014

Estación de Control Fitosanitario de Limón es una barrera para las plagas que amenazan al país

Las autoridades del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), del Ministerio de Agricultura y Ganadería, realizan un gran esfuerzo para evitar que ingresen plagas  que no están presentes en el país (cuarentenarias) y pongan en riesgo la producción agrícola nacional.

Según Juan Carlos Camacho, encargado de Laboratorio de la Estación de Control Fitosanitario de Limón, en el periodo de setiembre 2013 a mayo de 2014, se han presentado 9 intercepciones de  4 diferentes  plagas que constituyen una amenaza para el país. Los  productos afectados fueron mijo, manzana, ciruela y limón. Las embarcaciones eran  provenientes de Ucrania, Estados Unidos, Chile y España.

En el caso del mijo, el embarque con 22.000 kilos, procedente de Ucrania,   debió ser destruido debido a la amenaza de la plaga, conocida como Gorgojo Khapra (Trogoderma granarium). Este es un tipo de escarabajo  dañino en casi todos los productos almacenados de origen vegetal.

El cargamento de limón, proveniente de España, con 16.000 kilos,  fue devuelto a su país de origen por encontrarse un insecto considerado cuarentenario para  Costa Rica  (Aspidiotus nerii) y que afecta frutos, hojas y ramas.   

Con respecto a las manzanas que ingresarían de Estados Unidos, se devolvió un embarque con 21.600 kilos por presencia de una plaga  (Cydia molesta) capaz de afectar la calidad del fruto, elaborando túneles consumiendo el tejido vegetal.

También fue impedido el ingreso a nuestro país, lo que obligó a que se re-exportaran, tres cargamentos de manzana, procedente de Chile, con 30.000 kilos, 21.400 kilos y 19.900 kilos. Así como, 8.000 kilos de ciruela por la presencia de una plaga (Asapidiotus pernicious) que succiona sabia de hojas, frutos y ramas.

En los últimos días se reportó un nuevo cargamento, de 16.200 kilos de ciruelas y  19.800 kilos de manzana, con presencia de Asapidiotus pernicious y procedentes de Chile.

“Estas intercepciones son producto de las inspecciones oficiales que los funcionarios del SFE realizan a los productos agrícolas que ingresar a través de Puerto de Limón. Los inspectores toman muestras representativas que llevan al laboratorio local.  Las muestras ingresan al laboratorio en condiciones que garanticen su integridad. Los casos sospechosos o que necesitan ser sometidos a procedimientos especializados para su identificación se trasladan hasta el Laboratorio de Diagnóstico Central  ubicado en el aeropuerto Juan Santamaría, que en estos casos emite el resultado final”, afirmó Camacho.

En este laboratorio se analizan en promedio 250 muestras mensuales, entre frutas,  granos,  hierbas y harinas.


El SFE mantiene su vigilancia a través de los diferentes puestos de control ubicados en puertos: Limón y Caldera;  aeropuertos: Daniel Oduber y Juan Santamaría; fronteras: Peñas Blancas, Los Chiles y Paso Canoas. Además cuenta con laboratorios especializados en Paso Canoas, Peñas Blancas, Limón, Caldera, Cartago y el laboratorio central ubicado en el Aeropuerto Juan Santamaría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario