lunes, 23 de junio de 2014

Mango costarricense sigue conquistando mercado Europeo

La Unión Europea sigue siendo el principal destino del mango costarricense, con el 74% de las exportaciones. Las empresas continúan exportando a ese destino y aprovechando la ventana de exportación que es más extensa que otros mercados, no obstante, Estados Unidos es también un destino importante con el 26% de las exportaciones, afirmó  Jorge Arturo Segura Cruz, funcionario del Departamento de Certificación Fitosanitaria, del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE).

En la temporada 2014, cuya ventana a Estados Unidos es de febrero a abril y en Europa de  febrero a mayo, se exportó aproximadamente 250 contenedores de fruta,  lo que representa 1.131.112 cajas de 4 Kilogramos. De ese total,  957.744 cajas de mango tenían como destino el mercado europeo, principalmente Holanda, Portugal, Alemania, Inglaterra, Italia y España.  De acuerdo con los datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), el valor de las exportaciones de mango, hasta el mes de abril, se encuentran en el orden de los US$ 4,19 millones.

Durante esta temporada operaron seis empacadoras, que recibieron fruta de alrededor de 45 productores, los que en total tenían aproximadamente 1400 hectáreas en producción para la exportación. Se reportaron las variedades Tommy Atkins, Ataulfo, Haden rojo, Haden amarillo, Irwin, Keitt, Kent, Cavallini, Smith y Palmer, principalmente, agregó Segura.
Para poder exportar mango a estos mercados se requiere un esfuerzo conjunto entre el sector productor y el SFE, para asegurar que la fruta cumpla con los requisitos  establecidos por los países  importadores.

En el caso de Estados Unidos, Costa Rica firmó desde 1996 un protocolo bilateral con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos,  el cual establece los requisitos principales para  la exportación de mango. El país debe certificar que el mango va libre de la mosca de la fruta, para ello,  realiza un programa de monitoreo y trampeo de moscas de la fruta en las plantaciones; un muestreo y disección de fruta en la planta empacadora de cada uno de los lotes que ingresan; asimismo un tratamiento hidrotérmico a los frutos de exportación. Con respecto a Europa, este último  tratamiento no se solicita.

Una vez realizado todos los procedimientos, se verifica además, que las plantas de empaque, tanto en su infraestructura como en el manejo del producto puedan garantizar que los envíos van libres de plagas. Se verifica constantemente la aplicación de buenas prácticas agrícolas  y de manufactura en las distintas empacadoras.

El Departamento de Certificación Fitosanitaria del SFE, como complemento al control fitosanitario y en coordinación con la Unidad de Control de Residuos de Agroquímicos, brinda apoyo a los productores y exportadores de mango en áreas de inocuidad de alimentos y  buenas prácticas agrícolas, con el fin de reducir los peligros de contaminación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario