martes, 22 de julio de 2014

CNE declaró ALERTA AMARILLA por fenómeno de “El Niño”

Ante el impacto que el fenómeno de “El Niño” viene generando en el país, especialmente por la sequía en Guanacaste, la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) declaró hoy una ALERTA AMARILLA en el Pacífico Norte y Central. 

Esta acción permite mantener un contacto permanente con todas las instituciones que integran el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, como Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), que generan la información necesaria y que movilizan recursos institucionales para atender los primeros impactos.  

De acuerdo con la información emitida por el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), el fenómeno viene consolidándose, con un déficit importante de lluvias en Guanacaste, donde se registran hasta un 65 por ciento menos de lluvia del promedio al final del mes, mientras que en el Pacífico Central presenta un acumulado de déficit de lluvia que ronda el 30 por ciento. 

El presidente de la CNE, Dr. Iván Brenes Reyes, explicó que la declaratoria de ALERTA AMARILLA permitirá a la institución desarrollar acciones operativas destinadas a activar Comités Municipales de Emergencia de la zona, transferencia de información científica-técnica y desplazamiento e instalación de equipo necesario para responder a las necesidades, tales como la compra de reservorios de agua, alimento para animales y distribución de agua potable y sal, entre otros.
     
Un estudio realizado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería sobre los efectos del fenómeno de “El Niño” en este sector, muestra como la disminución de lluvias en el Pacífico Norte y Central está llevando al sector ganadero a enfrentar un panorama que pone en riesgo los índices de productividad debido a posibles aumentos de mortalidad y morbilidad del ganado, la disminución de forrajes, el posible encarecimiento en los costos de movilización y alimentación del ganado. 

De acuerdo con las autoridades de este ministerio ya se registran pérdidas estimadas por más 7 mil millones en agricultura y 3.500 millones en el sector pecuario. 

Las autoridades de este ministerio reportaron una reducción en la capacidad de crecimiento de los pastos hasta de un 75 % y una pérdida en leche que rondan los 5.814.000 kg, en carne los 2.496.144 kg y en apicultura los 2.400 kg.  También se están contabilizando daños en caña de azúcar, arroz, melón, café, maíz y otros.  

Además, informaron sobre la estrategia desarrollada en la región para disminuir el impacto del fenómeno en la ganadería y en la agricultura.  Explicaron que las estrategias van encaminadas a mejorar la alimentación suplementaria ante la escases de pastos, suministro de agua y disminución de la carga animal en las fincas; mientras que en el sector agrícola se coordina para fomentar la productividad de los pequeños sistemas de riego para familias de bajos recursos, construcción de pozos comunales y realizar filtraciones y texturas en el suelo. 

El AyA señaló que se ha presentado una disminución importante de la disponibilidad de agua potable para el consumo humano en la región Pacífico Norte y Central.

Los especialistas del IMN informaron que prevé un fenómeno de El Niño consolidado con énfasis al final del año y en el primer trimestre del 2015,  y un descenso para mediados de ese año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario