martes, 3 de marzo de 2015

Gobierno destinará ¢600 millones para apoyar a productores pecuarios afectados por El Niño

·         Decreta emergencia sanitaria. Senasa reforzará acciones y vigilancia epidemiológica.


La emergencia sanitaria que enfrentan los productores pecuarios a consecuencia del Fenómeno El Niño, que provoca ausencia de lluvias en algunos cantones de Guanacaste, Puntarenas y Alajuela y a la vez genera periodos intensos de lluvias en algunos cantones de Cartago y el Caribe;  será atendida mediante un decreto de emergencia sanitaria que firmaron este martes el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera y el Ministro de Agricultura, Felipe Arauz Cavallini.

El Servicio Nacional de Salud Animal, SENASA, entidad adscrita al MAG, será la entidad encargada de ejecutar los ¢600 millones provenientes del fondo acumulativo de emergencias sanitarias, los cuales serán destinados a atender los daños  registrados en la producción ganadera, pesquera y apícola en los cantones de Liberia, Tilarán, Nicoya, Santa Cruz, Bagaces, Carrillo, Cañas, Abangares, Nandayure, La Cruz y Hojancha de la provincia de Guanacaste; además de los cantones Aguirre, Garabito, Montes de Oro, Esparza y Cantón Central de la Provincia de Puntarenas y los cantones de Orotina, San Mateo y Atenas de Alajuela.

Los daños reportados en la producción ganadera, la pesca y la apicultura producidos por el déficit de agua y forraje, debilitan a los animales y causan propensión a brotes y enfermedades, además de estar expuestos a peligros que afectan el bienestar, por esta razón la emergencia por sequía presentada en los cantones de Guanacaste, Puntarenas y Alajuela, constituyen una emergencia sanitaria epidémica (relacionadas con brotes de enfermedades en los animales) y no epidémicas (producto de fenómenos naturales o provocados por el ser humano)

Asimismo, serán atendidos los productores pecuarios de los cantones de Oreamuno, Alvarado, Jiménez  y Turrialba de la Provincia de Cartago, donde la afectación por el exceso de humedad ha provocado la saturación del suelo, disminuyendo la producción forrajera y afectando hasta el momento 55 mil hectáreas de fincas dedicadas a la producción de leche.


Los recursos se ejecutarán mediante el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica en las zonas afectadas, para la atención de eventuales casos clínicos en procura del bienestar animal y el desarrollo de tecnología en forrajes hidropónicos.  Y para la alimentación de emergencia que incluye forrajes, suplementos energéticos y proteicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario