viernes, 13 de marzo de 2015

Productores de Sarapiquí apuestan por una agricultura sostenible y competitiva

  • Proyectos de pimienta, plátano y carbono neutralidad permiten a productores mejorar su calidad de vida y la de sus comunidades.
Productores de Sarapiquí, con el apoyo de los técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), han apostado por poner en marcha algunos proyectos agrícolas que contribuyen a mejorar su calidad de vida y la de sus comunidades.

El proyecto “Desarrollo de Capacidades para contribuir al cumplimiento de la meta de Carbono en el cantón de Sarapiquí”,  liderado por La Asociación Agrícola Ganadera de Sarapiquí, AGRIGASA, ha permitido capacitar a más de 300 personas de la zona en temas relacionados con gases de efecto invernadero y cambio climático, sobre cómo contribuir a mitigar el efecto de estos fenómenos sobre la producción local y mejorar su calidad de vida, la de sus familias y de su comunidad.

Como estímulo a los participantes de estas capacitaciones, el proyecto otorgó insumos y materiales para que 120 familias implementaran en sus unidades productivas algunas de las metodologías estudiadas. Se les entregó los materiales y ellos, con el apoyo técnico del MAG, construyeron e implementaron tecnologías como: biodigestores, invernaderos tipo macrotunel, módulos de fabricación de abonos y enmiendas orgánicas, bancos forrajeros y proteicos, picadoras de pastos, entre otros.

“Me siento muy contenta por el apoyo que se me brindó con este proyecto.  Hoy por hoy utilizo buenas prácticas agrícolas en mi finca.  Ya no contamino el ambiente, más bien estoy reutilizando los residuos, para producir abono”, destacó la productora Elena Porras, quien con su esposo Alexis Villagra, posee una finca integral donde su mayor producción es la pimienta.

El CEPROMA Laki, administrado por la Asociación de Productores de Pimienta de Sarapiquí, APROPISA,  se ha especializado en el proceso de pimienta negra y blanca, la cual acopia entres sus asociados, para luego ser vendida en el mercado nacional. Actualmente APROPISA cuenta con un mercado estable y buen precio, pero le falta capacidad de producción en planta, por lo que el Sector Agropecuario está trabajando para que a través del INDER se les apoye para lograr aumentar esta capacidad de producción.


Asimismo, unas 250 familias dedicadas a la producción de alrededor de 150 hectáreas de plátano, del Centro Agrícola Cantonal para el Progreso de Sarapiquí (CACPROSA), producen plátano individualmente en sus parcelas y como organización lo acopian, para posteriormente venderlo a la agroindustria nacional.

Estos proyectos, fueron visitados recientemente por el Viceministro del MAG, José Joaquín Salazar durante  su reciente gira por la Subregión de Sarapiquí.  “El trabajo que hoy visualizamos es un claro ejemplo de que la agricultura  más que un negocio, es una forma de vida.  La lucha de estos productores es el claro ejemplo del concepto de desarrollo, de agricultura familiar”,  recalcó el jerarca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario