miércoles, 20 de mayo de 2015

MAG transfiere más de ¢72 millones para siembra de 50 hectáreas de cacao en zona Atlántica


  • Siembras se dará en asocio con árboles frutales y maderables.
  • Con ayuda de CATIE obtienen árboles de excelente calidad, rendimiento y resistente a plagas y enfermedades.

Más de 50 productores de los distritos de Matina,  Batán y Carrandí, específicamente en las localidades  de Sahara, Bataan, 28 Millas, y otras, se ven beneficiados con la siembra de cerca de 50 hectáreas de cacao mejorado en asocio con árboles frutas y maderables.  Para ello el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) aportó más de 72 millones  colones, de fondos de transferencia a productores,  no reembolsables, que se invertirán en la compra de materiales e insumos agrícolas.  Dicho proyecto supera en el primer año los 105 millones de colones, de los cuales más de 33  millones de colones serán aportados por los productores en mano de obra.

El proyecto consiste en sembrar 50 hectáreas de cacao con plántulas injertadas, en sistemas de producción agroecológicos sostenibles, que constituyan una forma para la diversificación productiva y disminución de la vulnerabilidad de la zona y los cultivos tradicionales a las inundaciones. Se plantea sembrar  una  hectárea por productor, en plantaciones nuevas, en terrenos que actualmente ocupan áreas de monocultivo, tacotales o potreros y venderlo en el centro de acopio  para ser sometido al fermentado y secado mediante procesos estándares.

Las plantaciones se siembran con materiales injertados provenientes de los clones seleccionados por el CATIE y que actualmente multiplica y distribuye el Centro Agrícola Cantonal (CAC) de Matina, en Batán, con excelentes condiciones para ser plantadas y desarrolladas.  Se caracterizan por alto rendimiento y resistencia a plagas y enfermedades.

El cultivo del cacao  es una actividad agrícola sostenible que reúne los principios  fundamentales  para la sustentación de las familias y el medio rural dado que ofrece ventajas ecológicas, es un cultivo sostenible que incorpora muchos factores, entre ellos la captura de CO2, el cual podría ser sujeto a la venta de servicios ambientales.  Además, es un producto que contribuye a la  protección de los suelos, principalmente aquellos suelos tropicales más frágiles. 

También, los sistemas de producción de cacao  favorecen el reciclaje de nutrientes y brinda un ambiente propicio para el desarrollo de los microorganismos del suelo. 

El sistema de producción de cacao  utiliza un mínimo de  agroquímicos contaminantes al ambiente. Incorporando algunos  abonos orgánicos y controladores biológicos de plagas.  Es un cultivo integrador de la familia rural; su producción, proceso e industrialización puede involucrar a todo el núcleo familiar.

El proyecto fortalecerá la organización de productores, generará fuentes de empleo e impulsaría el aumento de nuevas áreas mediante la aplicación de tecnología, lo que incrementará los volúmenes de productos a comercializar, produciendo mayores ingresos económicos a los y las beneficiarios (as) del proyecto.

Según manifestó José Joaquín Salazar Rojas, Viceministro del MAG, este proyecto es congruente con  los  ejes  de competitividad especialmente con la estrategia promoción de la oferta exportable agroalimentaria y de seguridad alimentaria en lo referente a procesos productivos regionales de trasformación y comercialización, cumpliendo las exigencias de calidad, trazabilidad e inocuidad que demandan los mercados.  Además, fortalece la  capacidad empresarial de los productores y productoras, con el fin de estimular la competitividad sostenible y la generación de valor agregado.

Recientemente el Viceministro Salazar Rojas visitó la zona Atlántica y participó de la siembra de los primeros árboles de cacao en asocio con árboles frutales y maderables.


No hay comentarios:

Publicar un comentario