jueves, 13 de agosto de 2015

Carne importada de cerdo cumple con inocuidad

  • ·         LANASEVE confirma que los análisis realizados a la carne de cerdo importada de Chile descartan riesgos para la salud pública.

El Laboratorio de Servicios Veterinarios (LANASEVE),  del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA), confirma que según los análisis de Escherichia coli, Clostridiun perfringens y Salmonella spp, además de multiresiduos, metales, lactonas macrocíclicas, verificación de especie, antibióticos I y II,  realizados a la carne de cerdo de Chile, ésta es inocua y no representa riesgos para la salud de los consumidores.

“En las fronteras tenemos personal calificado realizando  los muestreos a la carne de cerdo importada.  Además, en  cada establecimiento SENASA cuenta con personal calificado que realiza la inspección a todos los productos y subproductos de origen animal destinados al consumo nacional e internacional”, indicó Bernardo Jaén, Director General del SENASA.

SENASA cuenta con programas de sanidad e inocuidad que generan confianza y dan garantía  a consumidores y socios comerciales, lo cual ayuda a elevar la competitividad de los productos tanto importados  como  de  producción  nacional. Tal  es  el  caso  de  la  carne  de   cerdo  importada  que  de  previo a  ofertarse  al  consumidor  debe  cumplir  una  serie  de  requisitos sanitarios.

El  país  exportador  debe   estar  en  la  lista  de elegibles,  el  importador debe Inscribirse en el registro de importadores, posterior a este trámite se solicita el Formulario de Requisitos Sanitarios, que equivale al permiso de importación. Asimismo debe solicitar los requisitos sanitarios, de cumplimiento obligatorio de acuerdo con la Ley del SENASA No. 8495.

Otro aspecto importante es que todos los productos importados o nacionales se mantienen almacenados en establecimientos aprobados y supervisados por SENASA.

Gracias al sistema de control oficial con el que cuenta el país, se ha logrado comercializar productos cárnicos costarricense  con  destinos como Japón, Estados Unidos, Nicaragua, y Panamá, entre otros y,  de  igual  manera  los  controles  que se  implementan  a  las  importaciones  de  carne  de  cerdo  independientemente de  su  origen,  garantizan su  inocuidad a los consumidores nacionales y al mundo. 
De los seis establecimientos inspeccionados por SENASA  dos que solicitaron permiso por primera vez para exportador a nuestro país,  no se aprobaron. Asimismo los cuatro restantes que ya estaban exportando y solicitaron renovación de los permisos, a uno  se le denegó.

Además los otros tres tienen un plazo máximo de 60 días calendario para corregir las no conformidades, por lo que se les mantiene habilitación condicionada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario