martes, 18 de agosto de 2015

Familias de Santa Cecilia de la Cruz recuperan población de pollitas ponedoras

Gracias al esfuerzo conjunto del Servicio Nacional de Salud Animal, SENASA; de la Estación Experimental Fabio Baudrit de la UCR, y de la Cámara Nacional de Avicultores, 161 familias de Santa Cecilia de La Cruz, podrán reponer las pollitas ponedoras que les fueron sacrificadas recientemente en atención a la emergencia generada por el brote de Newcastle velogénica, suscitado en la frontera norte del país en abril pasado. 

Esta iniciativa incluye la gestión de incubación, crianza y vacunación de las gallinas ponedoras de huevos Raza Sex-Link Negra. Este martes se está realizando la entrega de dos mil gallinas, a familias afectadas por el brote de esta enfermedad, se espera en los próximos meses realizar las entregas restantes hasta sumar cuatro mil ejemplares.

“Este proyecto es la muestra visible de que las entidades gubernamentales, el sector privado y la población civil pueden trabajar de forma articulada para lograr la prevención, el control y erradicación de las enfermedades. No sólo es asunto de la aplicación de conocimientos profesionales y científicos, sino también de medidas más amplias que incluyen actividades coordinadoras, reguladoras, logísticas, ecológicas, políticas, sociales y económicas. Las medidas no radican exclusivamente en una institución”, comentó. Bernardo Jaén, Director General del SENASA.

“La atención a esta emergencia fue muy exitosa. La identificación precoz y el diagnóstico oportuno de la enfermedad de Newcastle velogénica, conjuntamente con otras medidas de prevención y alerta, evitaron la diseminación del virus en el país, lo que fue fundamental para preservar el estatus sanitario nacional, la seguridad alimentaria y proteger el comercio nacional e internacional de los productos y subproductos de las industrias avícolas costarricenses, por lo que el próximo paso en este campo será la auto declaración del “estatus de PAÍS LIBRE”, para luego solicitar el reconocimiento ante los socios comerciales”, agregó la Viceministra de Agricultura y Ganadería, Ivannia Quesada Villalobos. 

La enfermedad de Newcastle velogénica es una de las enfermedades más devastadoras para la avicultura, tanto por su impacto en la producción como en el comercio de mercancías de origen avícola. Costa Rica se ha mantenido libre de esta enfermedad y mantiene un programa constante de vigilancia epidemiológica. 

Las enfermedades de los animales representan uno de los obstáculos principales para la producción y desarrollo eficiente. La prevención y el control, son esenciales para mejorar las condiciones de alimentación de la población, la economía de los hogares y, por lo tanto luchar contra el hambre y reducir la pobreza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario