viernes, 25 de septiembre de 2015

Promueven banco de forrajes de alta calidad para nutrición animal



  • Durante 2015, el INTA ha distribuido alrededor de 10 mil estacas de diferentes forrajes de alta calidad para enfrentar efectos del cambio climático. 

Ante las inclemencias del tiempo y el cambio climático, el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), en coordinación con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), implementaron en la Estación Experimental de Quepos, un Banco de Germoplasma de Forrajes de Alta Calidad para Nutrición Animal con el fin de  promover el uso de esta alternativa de alimentación entre  los ganaderos de todo el país, y a la vez, dar a conocer los beneficios  económicos que traen al productor y  al sistema de alimentación del ganado.

Según manifestó la investigadora del INTA, Victoria Arronis, los ganaderos que lo deseen pueden adquirir la semilla necesaria de los principales forrajes utilizados en nuestro país para sembrarla en sus fincas.

Con el objetivo de dar a conocer estos forrajes, que se  pueden dar en fresco o se pueden utilizar para la elaboración de pellets, recientemente el INTA y el MAG realizaron un Día de Campo en dicha Estación, ubicada en Quepos, dónde asistieron más de 96 personas entre técnicos y productores.

“Un alto porcentaje de las fincas ganaderas realizan manejo extensivo basado en pastos de piso y presentan algún tipo de degradación del recurso suelo.  En esas fincas los forrajes de piso constituyen la principal fuente de nutrientes para el ganado.  Sin embargo, su disponibilidad se caracteriza por épocas de abundancia, que coinciden con la sequía.  Asimismo, en otras zonas, la época difícil es la lluviosa ya que los pastos se inundan y se vuelve imposible el pastoreo.  Este comportamiento alterno en la producción de forrajes genera problemas de sobre pastoreo, disminución de la producción, pérdida de peso de los animales, retraso de crecimiento, incremento de los costos de producción y un menor ingreso económico familiar”, comentó Arronis.
  
Es por eso que el INTA promueve la utilización de forrajes de alta calidad para nutrición animal,  que permita trabajar en forma sostenida a través del año y además, enfrentar los efectos negativos del cambio climático.

Durante este 2015, la Estación del INTA en Quepos ha distribuido alrededor de 10 mil estacas de diferentes forrajes dentro de los que destacan:  botón de oro (Thithonnia diversifolia), nacedero (Trichanthera gigantea), morera (Morus alba) y caña de azúcar (Sacharum officinarum).


No hay comentarios:

Publicar un comentario