viernes, 25 de septiembre de 2015

Transforman fincas en sistemas intensivos y sostenibles de producción



  • Seis fincas costarricenses participan en proyecto latinoamericano.


Seis fincas ganaderas, ubicadas en distintas regiones del país y  manejadas de forma tradicional extensiva,  fueron seleccionadas por el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), en coordinación con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), para   transformarlas en sistemas intensivos y sostenibles de producción de ganado de carne y doble propósito y ser utilizadas como modelos para la transferencia de tecnología y por ende, centros de capacitación para otros ganaderos.

Según los investigadores del INTA, Victoria Arronis y Jorge Morales, encargados del proyecto,   las seis fincas, entre las que hay pequeñas y medianas unidades,  fueron seleccionadas según representatividad agroecológica y trabajan en mejorar la productibilidad y rentabilidad simultáneamente.

Precisamente, con el fin de empezar el proceso de transferencia de ese aprendizaje a otros ganaderos, recientemente se realizó un día de campo en la finca “Bendiciones”, del productor Jorge Miranda,  ubicada en La Colonia de San Pedro, en Pérez Zeledón, dónde además de ver el avance que ha logrado este productor, intercambiaron experiencias, hablaron del análisis bioeconómico del proyecto y del manejo sanitario de ganado de engorde.

“Este es el tercer día de campo que se realiza en esta finca durante este 2015.  La idea es que mediante experiencias vividas por otros productores los demás ganaderos puedan aprender haciendo y observando”, comentó la investigadora Arronis.

El proyecto piloto desarrollado en estas seis fincas costarricenses se enmarca  dentro de la “Plataforma Regional para la Innovación en Ganadería Sostenible”, en la que participan simultáneamente otros países como  Colombia y República Dominicana, con el objetivo de  mejorar la productividad y rentabilidad del sector ganadero latinoamericano bajo principios de sostenibilidad ambiental social y económica. 

La plataforma es financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo, a través del Programa de Cooperación Técnica No RG-T2231, por un monto de un millón de dólares del Fondo para la Seguridad Alimentaria (FOD).  Por parte de Costa Rica, el INTA aporta 630 mil dólares en especie. 

Dicho proyecto  se inició en el 2013 y se  prolongará  por 36 meses.   

El proyecto cuenta además con el apoyo del MAG, CORFOGA y  el Servicio de Salud Animal (SENASA),  entre otros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario