martes, 20 de octubre de 2015

Cinco nuevos puentes unen pueblos en Talamanca

Programa Sixaola concluye con éxito construcción 4 puentes sobre carretera  801, y otro más en Gandoca, con una inversión superior  a los 803 millones de colones.

Cerca de diez mil pobladores de las comunidades de Suretka, Shiroles, Akbeire, Gandoca y Gavilán Canta, todas comunidades ubicadas en el cantón de Talamanca, están ahora más unidas entre sí y con el resto del país,  gracias a una inversión superior a los ¢803 millones, ejecutada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, mediante el Programa Sixaola.

“Los trabajos iniciaron apenas en febrero de 2015, y solo seis meses después los puentes están construidos y en uso, lo que permite que estas comunidades cuenten ahora con mayor accesibilidad”, expresó el Oficial Mayor del MAG, Edward Araya, a quien se le asignó la responsabilidad de coordinar el Programa en su etapa final.   

Cuatro de los puentes construidos se ubican sobre la carretera nacional 801 y otro más se construyó en la comunidad de Gandoca, para facilitar el acceso terrestre al Refugio Mixto de Vida Silvestre Gandoca Manzanillo, sobre la quebrada conocida como Padre José.  

“Las nuevas estructuras facilitan el transporte no solo de personas, sino también de mercancías.  Para la época de invierno algunas partes se inundan,  impidiendo el paso por la ruta, lo que hace que trasladarse sea muy difícil y en algunas situaciones imposible, afectando el turismo, la producción agrícola en general,  el paso de servicios colectivos de transporte y, por tanto, la calidad de vida de los habitantes de la cuenca alta y media de Talamanca”, describió Araya.

Por su parte, Melvin Cordero, alcalde de Talamanca, destacó la importancia que esta nueva infraestructura tiene para la comunicación de los pueblos indígenas. “El impacto de estas obras es totalmente positivo. Cuando aquí llueve, estas quebradas se convierten en ríos y las comunidades indígenas quedaban completamente aisladas. No podía trasladarse ni personas, ni transportar productos como el cacao, plátano, o banano; los estudiantes del Colegio Técnico no  podían pasar para recibir lecciones. Fueron décadas de espera para que al fin se lograra contar con estas obras que hoy permiten que se resuelva la problemática de comunicación de los cerca de diez mil pobladores de los distritos de Bratsi y Telire, y de todos los poblados del Alta Talamanca”, manifestó Cordero.

La construcción del puente en Gandoca tuvo un costo de ¢200.350.760 y beneficia de manera directa a 318 familias que habitan dentro del Refugio, pero además, se convierte en una ventaja adicional para la comunidad y para el desarrollo de los pequeños emprendimientos turísticos que existen en torno al Refugio, ya que garantiza un acceso terrestre a esa bella zona.

En los cuatro puentes construidos sobre la ruta nacional 801 se invirtieron ¢602.901.825 y unen varias comunidades indígenas desde Bribri hasta Shiroles. Los puentes fueron construidos sobre las quebradas Blanch, Valente, el Túnel y Tranquilino, para beneficiar a los pequeños y medianos microempresarios de turismo, productores y productoras artesanales de Suretka, Shiroles y todas las comunidades de la alta y media Talamanca, ya que esta ruta es la principal salida de vehículos hacia Bribri.
  
El Programa Sixaola, como un todo,  ha inyectado más de $13 millones en Talamanca,  inversión que se espera reactivará al cantón de Talamanca, compuesto por cuatro distritos, a saber Bratsi, Cahuita, Sixaola y Telire, cuyas poblaciones contarán ahora con nuevas oportunidades  y mejores condiciones para desarrollarse.

El cantón de Talamanca ocupa una superficie de 2 809,93 km2 (5% del territorio nacional). Su población constituye un crisol étnico y cultural,  ya que en sus tierras se encuentra el 65% de la población indígena del país, albergando también afrodescendientes, blancos y mestizos.

El Programa Sixaola se desarrolló bajo la metodología de proyectos por demanda, es decir, que fueron las comunidades las que propusieron los proyectos que se financiaron, contemplando cuatro componentes: 1. Gestión ambiental, manejo de recursos naturales y reducción de la vulnerabilidad ambiental. 2. Diversificación Productiva. 3. Servicios Públicos e infraestructura. 4. Fortalecimiento a la capacidad de gestión.

En total el Programa fue dotado con un crédito por $9.220.000 de  parte del BID y $4.200.000 de contrapartida nacional, para un total de $13.420.000 

No hay comentarios:

Publicar un comentario