martes, 1 de diciembre de 2015

Inglaterra y Alemania aportarán 7 millones de euros para disminuir emisiones de Gases de Efecto Invernadero en 25 mil hectáreas de café

  • El NAMA Support Project se desarrollará en un plazo de 4 años y alcanzará a 6 mil productores y 50 beneficios.
  • Recursos permitirán ampliar el impacto del proyecto piloto que inició en 2013, con un aporte del programa BID-FOMIN, y que se desarrolla en coordinación con el ICAFE y Fundecooperación.

Más eficientes y competitivos, con menos emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y más resilientes a los efectos del cambio climático, así serán nuestros productores y productoras de café, gracias a un aporte de Inglaterra y Alemania, que asciende a los 7 millones de euros, y que permitirá extender la implementación de las Acciones Nacionalmente Apropiadas (NAMA por sus siglas en inglés) para este sector.

El aporte de la cooperación europea es para el proyecto NAMA Support Project que facilitará la intensificación de los pilotos que se han venido desarrollando en Costa Rica, con el apoyo de otros donantes, como el BID-FOMIN, y en coordinación con el ICAFE y Fundecooperación.

La nueva meta es ampliar las buenas prácticas recomendadas en el NAMA a 25 mil hectáreas de café, alcanzando a 6 mil familias productoras y 50 empresas beneficiadoras, en un plazo de cuatro años. El proyecto estaría concluido en 2019.

Los 7 millones de euros se distribuirán de la siguiente manera:  €4 millones,  para asistencia técnica; y €3 millones para financiamiento, de los cuales, al menos un millón se usarían para un fondo de crédito rápido que facilite pequeñas inversiones que los caficultores deban realizar para alcanzar los objetivos.

“En el caso de las plantaciones,  la meta es que se aplique al menos una de las dos acciones que promueve el NAMA, a saber,  sistemas agroforestales y eficiencia en el uso de fertilizantes nitrogenados.   En el caso de los beneficios, se espera que al menos apliquen una de las dos acciones propuestas: eficiencia energética y  eficiencia en el uso del recurso hídrico.   En ambos casos se procura que las unidades productivas midan su huella de carbono y su huella hídrica.  Lo ideal es convertirlas en carbono neutrales”, detalló Luis Zamora, Gerente del Programa Nacional de Café del MAG y coordinador del NAMA Café.

“El NAMA Café es un esfuerzo de los sectores públicos, privado y de la academia, para el desarrollo de innovaciones  que permitan que los sistemas sean más productivos, más eficientes y al mismo tiempo más competitivos.  Consiste en la implementación de tecnologías que permitan al sector mejorar su competitividad, aplicar medidas que mitiguen los GEI, y a la vez generan una serie de co-beneficios sociales, económicos y  ambientales”, añadió Zamora.

Los recursos de la cooperación se ejecutarán de manera conjunta con la participación del Ministerio de Ambiente y Energía, como entidad política responsable; el Ministerio de Agricultura y Ganadería como responsable técnico; el ICAFE fungirá como entidad ejecutora  y la GIZ, como agencia administradora.
  
Datos del sector caficultor costarricense

De acuerdo con el censo agropecuario realizado el año pasado, en el país hay 84 mil hectáreas cultivadas de café, más de 50 mil familias productoras y 172 beneficios.   El sector cafetalero representa el 8% de la fuerza laboral costarricense y genera el 9% de las emisiones de GEI del país.

Los fondos del NAMA  permitirán que en al menos 30% del área cultivada se inicie el proceso de reconversión hacia la carbono neutralidad, quedando pendiente la búsqueda del financiamiento para cumplir con la reconversión del resto del área cafetalera nacional. El objetivo final del NAMA Café es lograr que el total de estas unidades cafetales apliquen las buenas prácticas recomendadas, al 2023.


No hay comentarios:

Publicar un comentario