martes, 23 de febrero de 2016

Costa Rica avanza en consolidar e implementar el Plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre 2025 de la CELAC

El país se compromete a enfrentar los desafíos en materia de Seguridad Alimentaria Nutricional y Malnutrición.

FAO acepta el desafío del país y apoya el proceso de consolidación de puesta en marcha del Plan SAN-CELAC de Costa Rica.

Costa Rica reafirma su compromiso de priorizar la consolidación e implementación del Plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre 2025 de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y reitera su solicitud de apoyo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), para la puesta en marcha del plan, con el propósito de contribuir a la formulación y el establecimiento de un sistema de monitoreo, que facilite la presentación de avances en esta materia en el país.

“Además de la búsqueda de una producción agrícola sostenible, el plan, además de la lucha contra el hambre, le hace frente a todas las formas de malnutrición. Esto es especialmente importante, ya que la obesidad va en aumento de manera preocupante en Costa Rica y en la región, sobre todo entre los niños”, señaló Octavio Ramírez, Oficial a Cargo de Representación de la FAO en Costa Rica.

Representantes de múltiples ministerios de Costa Rica y la FAO se reunieron para identificar y analizar los principales programas nacionales que inciden en la áreas prioritarias del Plan CELAC 2025 (seguridad alimentaria y agricultura familiar), y propusieron la creación de un mecanismo de monitoreo de las acciones que se implementan en Costa Rica, en materia de seguridad alimentaria y nutricional.

“Con este plan se busca apoyar el desarrollo de las capacidades técnicas e institucionales para la implementación de estrategias destinadas a promover la Seguridad Alimentaria y Nutricional y la Agricultura Familiar”, aseguró José Joaquín Salazar, Viceministro de Agricultura y Ganadería.

El Plan SAN/CELAC, posee cuatro pilares que abordan la coordinación de estrategias a nivel nacional y regional, con base en el Derecho Humano a la Alimentación (DHA) y el enfoque de género. Procura el acceso oportuno y sostenible a alimentos inocuos, adecuados, y nutritivos; bienestar nutricional y aseguramiento de nutrientes, respetando la diversidad de hábitos alimentarios; ampliación de los programas de alimentación escolar. Además, procuran la estabilidad en la producción agrícola y atención oportuna ante desastres naturales, que puedan afectar la disponibilidad de alimentos.

“La elaboración de un plan nacional sobre seguridad alimentaria y nutricional, es un mandato que surge del documento que fue aprobado por los Jefes de Estado y de Gobierno, en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en Belén, Costa Rica en enero de 2015, denominado Plan para la Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre”, comentó Alejandro Solano, Vicecanciller de la República.

El Plan SAN/CELAC nacional del país, está bajo la responsabilidad del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria (SEPSA), y el Ministerio de Salud, con la cooperación técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO).

Como parte de este proceso y en coherencia con los cuatro pilares de dicho plan, se fomenta el mejoramiento en el conocimiento de las condiciones nacionales en SAN, apoyando la Red Nacional de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos, el Programa de Mesoamérica sin Hambre, el Fortalecimiento de la Agricultura Familiar y el Programa Nacional de Alimentación Escolar.

El Plan para la Seguridad Alimentaria, la Nutrición y Erradicación del Hambre 2025, ha sido elaborado con el apoyo de la FAO, y el soporte de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL),y se encuentra enfocado en el logro del bienestar nutricional de los grupos en situación de vulnerabilidad, y reúne las principales políticas y experiencias exitosas de los países, para crear una hoja de ruta regional hacia la erradicación del hambre y la malnutrición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario