viernes, 15 de julio de 2016

Chile dulce registró aumento en las exportaciones a Estados Unidos

· Costa Rica logró la primera exportación de chiles dulces multicolores en el 2012, con el envío de 72 contenedores y un total de 776.000 kilos. 

· Las exportaciones han ido en aumento hasta alcanzar en el 2015 un total de 1.591.835 kg de chile dulce, con el envío de 148 contenedores.
 
Con el apoyo del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la Corporación de Desarrollo Agrícola Del Monte, que agrupa un total de 17 invernaderos, en Volcán de Buenos Aires de Puntarenas, se mantiene en el mercado de los Estados Unidos, bajo la modalidad de producción en invernadero, mostrando un aumento en la exportación de este producto, que pasó de 776.000 kilos en el 2012 a 1.591,831 kilos en el 2015. 

Estados Unidos abrió las puertas al chile de Costa Rica bajo ambientes protegidos (condiciones de invernadero), desde el 2012. El SFE realiza la inspección fitosanitaria tanto en los invernaderos como en la planta empacadora y certifica los frutos que se exportan, además fomenta las buenas prácticas agrícolas que deben prevalecer para la producción y exportación. 

“Es responsabilidad del SFE Suministrar los recursos humanos necesarios para realizar la inspección y certificación de los embarques en las plantas empacadoras, las medidas fitosanitarias en el campo y el control de la mosca de la fruta. Un inspector del SFE debe estar presente durante todo el proceso de cosecha, empaque y certificación de los cargamentos”, afirmó Marco Vinicio Jiménez, Director del SFE. 

Los inspectores del SFE realizan un chequeo al inicio de la jornada laboral asegurándose que las instalaciones cumplan con los requisitos fitosanitarios como limpieza y libres de insectos, además se recibe la fruta y se realizan muestreos para su disección y verificar la ausencia de problemas fitosanitarios como presencia de insectos, larvas y enfermedades, esto de acuerdo con las entregas de cada invernadero, la certificación en planta se termina hasta que se procese y empaque la fruta que entró en el día y que el contenedor esté debidamente cargado y cerrado (marchamado). 

Las inspecciones se realizan por lo menos una vez a la semana durante la temporada productiva, lo que permite descartar plagas y enfermedades cuarentenarias y no cuarentenarias, se escogen al azar alrededor de 100 plantas por invernadero para realizarles una inspección detallada (hoja, flor, tallo, fruto). Cuando se encuentran problemas fitosanitarios se envían muestras al laboratorio para el respectivo análisis, además se verifican que las instalaciones presenten las condiciones de infraestructura requeridas como mallas y plásticos en buen estado, así como alrededores libres de malezas. 

A su vez, la inspección en planta empacadora se realiza controlando los alrededores de la planta, la cual debe estar libre de malezas, basura, residuos, animales, se buscan grietas o agujeros por los cuales se puede introducir los insectos. Dentro de la planta se observa que se cumpla con todos los requisitos de higiene (lavado de manos, desinfección de zapatos, etc.), sistema de doble puerta, limpieza de la cámara de frío y de las instalaciones en general, así como las mesas donde se coloca la fruta, además se buscan insectos que se pudieran haber introducido y que ocasionarían problemas. Una vez que la fruta está en la planta se hace un muestreo al azar de frutas por invernaderos, se examina en busca de plagas externa e internamente. 

Finalmente se inspecciona el contenedor, antes de cargar se realiza una inspección visual de las condiciones del mismo (limpio, totalmente sellado y sin insectos). Todas las cajas tienen impresa toda la información obligatoria y necesaria para la identificación del producto, además presenta el número de invernadero para dar la trazabilidad hasta el lugar de origen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario