miércoles, 20 de julio de 2016

SFE inspecciona embalajes de madera para impedir transporte de plagas

El Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) mantiene un trabajo continuo de inspección sobre embalajes de madera para poder cumplir con la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias N°15 (NIMF 15), establecida por la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), con el fin de disminuir el riesgo de introducción o diseminación de plagas cuarentenarias asociadas con el embalaje de madera en el comercio internacional.
Actualmente existen 72 fabricantes y 77 tratantes de embalaje de madera registrados ante el SFE. Los inspectores se aseguran que los embalajes cumplan con todas las especificaciones de la norma. En el 2015 SE realizaron más de 500 inspecciones, afirmó Marco Vinicio Jiménez, Director del SFE.
En Costa Rica se utiliza el tratamiento térmico mediante el cual se somete el embalaje de madera a altas temperaturas, asegurando que el centro de la pieza más gruesa de la madera alcance una temperatura mínima de 56oC, durante no menos de 30 minutos. Cada embalaje debe identificarse con una marca que certifica que fue sometido a las medidas especificadas en la norma.
La NIMF 15 se aplica a embalajes construidos con madera en bruto y que puedan representar una amenaza de plagas principalmente para los árboles vivos, como jaulas, cajas, cajones, madera de estiba, tarimas, tambores de cable y carretes, los cuales acompañan a casi cualquier exportación.
Se exceptúa de la norma los materiales que no constituyen una vía de introducción de plagas cuarentenarias como: centros de chapa, aserrín, viruta, la madera en bruto cortada en trozos de poco espesor (menores a seis milímetros) y lana de madera entre otros. Además, cajas para vino, cigarros, puros y otros productos fabricados con madera que ha sido procesada o preservada de tal forma que se encuentra libre de plagas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario