miércoles, 17 de agosto de 2016

Extensionistas procuran cambios e innovación en servicios que brindan a los agricultores

Ante los nuevos retos que enfrenta el sector agropecuario costarricense, y la necesidad de remozar los servicios de extensión y transferencia de tecnología que se le brindan para apoyarlo en los procesos de adaptación, más de 200 extensionistas del Ministerio de Agricultura y Ganadería y agricultores se reúnen a partir de este miércoles en la sede del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), en Coronado.

Bajo el lema  “La realidad cambia… la extensión agropecuaria se adapta”, los extensionistas y agricultores analizarán, entre otros temas, la extensión agropecuaria dentro del marco de la seguridad alimentaria y nutricional, la agricultura familiar y el desarrollo rural de los territorios; la contribución de la extensión a la mitigación y adaptación al cambio climático y el relevo generacional frente al uso de nuevas tecnologías de información y comunicación, la gestión organizacional, así como la necesidad de impulsar la gestión empresarial en las organizaciones agropecuarias.

“Hay en el Gobierno de la República una obligación con la enseñanza, y la extensión agropecuaria es parte de esa enseñanza. La extensión tiene que cambiar y reconocer la velocidad en que cambia la tecnología. Debemos hacer un esfuerzo mayor de formación y aprendizaje permanente”, fue el llamado del Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera en la inauguración del Congreso.

“Queremos propiciar las oportunidades para que los extensionistas puedan sistematizar y compartir sus conocimientos, de manera que se generen cambios  e innovaciones en el Sistema Nacional de Extensión Agropecuaria”, expresó el Ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Felipe Arauz Cavallini.

Por su parte, el Director General del IICA, Víctor M. Villalobos, destacó que el conocimiento, la innovación y la difusión, son esenciales para el avance de la agricultura. “Todos en este congreso debemos caminar juntos en la construcción de una agricultura basada en el conocimiento, que permita producir más y hacerlo de manera sustentable; que logre alimentar a toda la población, que ayude a concurrir con éxito a los mercados mundiales, y genere condiciones para la vida justa de los productores del hemisferio”, afirmó Villalobos.
“Los agricultores familiares que trabajan los campos, son protagonistas de este proceso de desarrollo rural sostenible y en la seguridad alimentaria y nutricional del país. Y es aquí, donde la extensión agropecuaria tiene un reto y una oportunidad de alta proporción, incluyendo el cambio generacional y el uso de las tecnologías de información y comunicación”, comentó Octavio Ramírez, Oficial a cargo de la Representación de FAO en Costa Rica.

Para la agricultora Elena Gaitán Guadamuz, el trabajo de extensión les ha significado a los productores mejoras en su producción. Pero, también demanda cambios en el modo como opera, de manera que se definan políticas de inclusión de las mujeres como participantes activas del proceso de producción agropecuaria.

El III Congreso Nacional de Extensión Agropecuario fue declarado de interés público según Decreto Ejecutivo No. 39542-MAG.  Es un acontecimiento de gran importancia para todos aquellos que realizan funciones como extensionistas en las instituciones del Sector Agropecuario, al servicio de las familias productoras de nuestro país.  Es patrocinado por el IICA, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO; la Fundación para el Fomento y Promoción de la Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria, FITTACORI; y la Asociación Nacional de Extensionistas Agrícolas y Forestales, ANEAF.






No hay comentarios:

Publicar un comentario