lunes, 22 de agosto de 2016

Sector Agropecuario atiende brotes de mosca del establo de manera coordinada

  • Mal manejo de rastrojos en plantaciones de banano, cítricos y piña se ha identificado como causas de los brotes denunciados este año.
  • Acciones de control incluyen identificación del origen de los brotes, instalación de trampas, aplicación de insecticidas y donación de medicamentos y vitaminas para animales afectados, así como emisión de sanciones y órdenes sanitarias contra responsables de manejo inadecuado de desechos vegetales.
Mediante un trabajo articulado entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), y sus dependencias adscritas Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), Servicio de Salud Animal (SENASA) y el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), el Sector Agropecuario ha venido atendiendo las situaciones presentadas por la afectación de la “mosca del establo”  (Stomoxys calcitrans) a la producción ganadera tanto de la Región Huetar Norte, como en el Caribe y en Los Santos.

De mayo de este año, a la fecha, los funcionarios del Sector Agropecuario han atendido 30 denuncias por presencia de “mosca del establo”, en la región Caribe, en el sector de Los Chiles, y en Los Santos.  Para la atención de estas denuncias, en total, han realizado 130 visitas de seguimiento, han emitido 7 órdenes sanitarias, han suministrado insecticidas, cicatrizantes, reconstituyentes, hemoparasiticidas y vitaminas, han colocado trampas en el campo y han capacitado a ganaderos y agricultores sobre el manejo adecuado de los desechos vegetales, la correcta identificación de la plaga, su biología, así como el comportamiento y control de la mosca.

En el caso de las denuncias en la región Caribe, los técnicos determinaron  el  origen de los brotes, razón por la cual se dictaron sanciones contra los dueños de las fincas donde no se dio un correcto manejo de rastrojos.  Las inspecciones realizadas de manera conjunta por funcionarios del SFE, SENASA, INTA y MAG, permitieron contener el brote,  y en forma paralela se intensificaron los muestreos con trampas plásticas en toda el área.

En el brote reportado en Pavón de Los Chiles, la inspección encontró  inadecuados manejos de rastrojos en dos fincas ubicadas, contra las cuales  se emitieron  las órdenes sanitarias y fitosanitarias correspondientes para evitar la propagación de la plaga.  Posteriormente se informó sobre otro brote en el sector de MonteAlegre.  Tras un intenso despliegue de funcionarios del SFE, SENASA, MAG, INTA y el apoyo de los ganaderos de la localidad, se logró ubicar un área de alrededor de 85 hectáreas de derriba de árboles de cítricos, localizado a menos de un kilómetro de MonteAlegre, que resultó ser el origen del brote de moscas del establo, localizando allí  pupas y larvas de todos los estadios en alta población que ya se encontraba en su fase de segunda generación (f2) del insecto.

Este hallazgo se considera relevante,  ya que no existían anteriormente reportes de esta plaga asociada a cítricos.  Inmediatamente,  se dictaron las medidas del caso por parte del SFE y del SENASA e inició el proceso de control de área aplicando insecticidas reguladores de crecimiento para las larvas y aplicando fuego al rastrojo, además se incrementó el trampeo tanto en áreas de cítricos como en las ganaderías cercanas.

En esta labor en particular, el INTA y el SENASA colaboran con los ganaderos afectados en la colocación de trampas de tela con insecticida deltametrina y de igual forma el MAG logró apoyo del sector privado para donar medicamentos y vitaminas para evitar mayor debilitamiento de los animales afectados.

En mayo también se había reportado un brote en Los Santos, motivado por la broza del café. En este caso, se capacitó y organizó a los caficultores y técnicos del sector agropecuario de esa región y se tomaron medidas para el monitoreo, trampeo y control con insecticidas.

De acuerdo con los especialistas, el comportamiento de la “mosca del establo” depende de la temperatura, precipitación, y de la existencia de material en descomposición o mal manejo. De enero  a abril de este año, en la zona norte del país, se presentaron altas temperaturas, con alto brillo solar lo que hizo que la presencia de mosca adulta fuera nula.   A partir del 15 de mayo del presente año iniciaron las lluvias en la región, aumentó  la humedad y se estabilizaron las temperaturas, se registraron días muy lluviosos combinados con mañanas secas, con material en descomposición expuesto, y presencia de viento, además de mayor trasiego de material verde a nivel de fruta natural y semillas. Todos estos factores han facilitado el incremento de la plaga, según los técnicos del MAG, quienes advierten que durante los meses de octubre, noviembre y parte de diciembre, se dan las mayores poblaciones de mosca adulta, por lo que cualquier estrategia para mitigar la presencia de la mosca, debe basarse en prevención y de acuerdo con la curva de su comportamiento mensual


No hay comentarios:

Publicar un comentario