jueves, 11 de agosto de 2016

Sector lechero inicia proyecto de adaptación al cambio climático para hacer actividad sostenible y más competitiva

·         El proyecto es considerado el piloto de adaptación del NAMA-Ganadería
·         Se financia con recursos del Fondo de Adaptación, con un aporte de $400.000 para 41 fincas

Con la realización del primer taller de inducción dirigido a los productores lecheros que participan en el plan piloto nacional de la NAMA Ganadería, Costa Rica inicia el proceso del sector lechero para adaptar su actividad al cambio climático, a la vez que la hace más sostenible y competitiva.

“Durante el taller, en el que participan los 41 productores y técnicos que forman parte del proyecto piloto, se procura unificar los conocimientos en torno a las tecnologías a promover, conocer las expectativas de los beneficiaros y dejar claro el alcance del proyecto; el cual tiene como objetivo principal que las fincas se adapten de mejor manera al cambio climático y puedan difundir sus experiencias con fincas vecinas. De igual manera se tiene un componente de capacitación continua para preparar de mejor forma al ganadero con la idea clara de que su ganadería sea más eco-competitiva”, explicó la Viceministra de Agricultura y Ganadería, Ivannia Quesada Villalobos.

La actividad se realiza en la Sede Central del CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) en Turrialba, con el financiamiento del proyecto EC-LEDS 2 de USAID, gestionado por el Programa Nacional de Ganadería del MAG y el CATIE, en su componente de apoyo a los pilotos de NAMA Ganadería.

“El CATIE forma parte de este proyecto pues ha logrado, junto con sus socios, generar insumos para el desarrollo de la ganadería sostenible baja en emisiones, principalmente por medio de los sistemas silvopastoriles, los cuales permiten la diversificación de la finca, la adaptación y mitigación al cambio climático, así como un equilibrio entre lo ambiental, lo social y lo económico”, detalló el Director General del CATIE, Muhammad Ibrahim.

El taller se desarrollará los días 11 y 12 de agosto y se da en seguimiento de las acciones oficializadas en el Día Mundial de la Leche, celebrado el pasado 1 de junio en el MAG en La Sabana. Los participantes del taller son lecheros de las regiones Pacífico Central, Central Occidental, Huetar Norte y Chorotega; quienes en los años anteriores han sufrido las consecuencias negativas del cambio climático en sus actividades ganaderas.

Los fondos para las intervenciones en finca a realizarse con el proyecto son aportados por el Fondo de Adaptación de las Naciones Unidas, el cual es administrado por Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible con el apoyo de la Dirección de Cambio Climático del MINAE y serán ejecutados por la Cámara Nacional de Productores de Leche. “El Ministerio de Agricultura y Ganadería apoya dicho piloto con acceso a condiciones crediticias más acordes a la realidad del ganadero (por medio del fidecomiso MAG-BNCR); además del seguimiento de la Dirección Nacional de Extensión por medio del soporte técnico a las fincas, gracias a las Agencias de Extensión Agropecuaria de las direcciones regionales”, agregó Quesada.

La NAMA Ganadería inició en 2013 como una iniciativa del MAG, la Dirección de Cambio Climático y cooperantes internacionales que rápidamente involucró a la academia, a CORFOGA y a la Cámara Nacional de Productores de Leche.

Este esfuerzo ha sido apoyado por varios donantes bilaterales y contrapartes técnicas incluyendo al Gobierno de Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda.

La NAMA Ganadería es el mecanismo de implementación de la Estrategia Nacional de Ganadería Baja en Carbono. Se realizará en tres etapas: la primera se desarrolla desde 2014 y corresponde al Plan Piloto Nacional (PPN). El PPN trabaja en 93 fincas localizadas en las 5 regiones agro-ecológicas del país, en 2016 inicia un pilotaje en adaptación para la lechería especializada con 41 fincas. En una segunda etapa (2017-2021) se intervendrán 1800 fincas en tres regiones priorizadas con mecanismos financieros e incentivos que permitan el aumento en la productividad y mejoras en el balance de carbono. En el escalamiento nacional (+2020) gracias a mecanismos financieros proporcionados por el sistema bancario nacional será posible dar acceso libre al cambio tecnológico a la totalidad de los productores del país.


No hay comentarios:

Publicar un comentario