viernes, 21 de octubre de 2016

Productores de especies menores recurren a bancos forrajeros para mejorar competitividad.

  • Productores panameños vinieron a conocer experiencia costarricense.

  • Productores de San Ramón de Alajuela apuestan por la producción de especies menores tales como ovejas y cabras alimentadas con bancos forrajeros en sistemas silvopastoriles.  Este proceso les permite aumentar la competitividad y a la vez reducen costos de producción al utilizar especies forrajeras con alto valor proteico como la morera, nacedero, botón de oro y pasto de corta como “cuba 22”, entre otros.

Con el fin de dar a conocer esta experiencia exitosa, recientemente se realizó un Día de Campo en la finca del productor Ricardo Gutiérrez, ubicada en San Juan de San Ramón, donde participaron productores de todo el país y de Panamá, así como el Viceministro de Agricultura y Ganadería, Felipe Arguedas Gamboa y autoridades del sector agropecuario.

Nelson Kooper, Director Regional del MAG en la Región Central Occidental manifestó que se aprende mejor en el campo, viendo y hablando entre técnicos y productores.  “El productor ve y analiza la manera de aplicar la experiencia en su finca”, aseveró.


Arguedas Gamboa, reconoció que los bancos forrajeros son una alternativa que permite   producir los alimentos en la propia finca y se vuelve una opción rentable para el pequeño productor. Asegura que la implementación de esta práctica ha tenido mucho éxito en la Región Chorotega.

“La producción se tiene que adaptar a las nuevas condiciones climáticas y el productor debe buscar opciones rentables que le permitan producir de una manera sostenible, inocuo y con métodos que protejan el ambiente. Desde hace varios años los productores ven como una opción rentable los sistemas silvopastoriles, el ensilaje y los bancos forrajeros para afrontar la época de verano y los embates de la naturaleza”, aseveró el Viceministro.


“Los productos de cabras y ovejas son alimentos saludables y alimenticios. La  tecnología ha avanzado durante los últimos años y ahora nos encontramos la leche de cabra de  alta calidad, sin olor y no se  nota la  diferencia. Este alimento no contiene lactosa, es de asimilación rápida, es de mejor digestibilidad y ayuda en la parte nutritiva del ser humano”, comento el gerente del Programa Caprino del MAG, Alvaro Castro Ramírez.


Castro Ramírez reconoció además,  que se ha desarrollado una innovación tecnológica de altísimo nivel capaz de revolucionar toda la actividad ganadera.  Asegura que  el uso de las forrajeras arbustivas picadas, secadas y peletizadas, son una alternativa que permite contrarrestar el efecto de la constante subida de los precios internacionales de la soya y el maíz, principales materias primas usadas en los alimentos concentrados tradicionales, al tener excelentes valores nutritivos y de digestibilidad que permiten su uso como alimentos concentrados tropicales, a bajo costo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario