viernes, 11 de noviembre de 2016

«De la Agricultura Familiar se puede vivir dignamente», afirman productores.









“Se puede vivir dignamente trabajando en el campo de manera ordenada, agradable, honesta e involucrando a la familia, respetando la naturaleza y fortaleciendo los vínculos”, con ese testimonio inició el Día de Campo, en su propiedad el agricultor de 46 años, Adonay Cubero Cubero, vecino de San Pedro, de Trojas de Valverde Vega, el pasado 9 de noviembre.

Precisamente con el fin de mostrar el aporte económico y social en el desarrollo de la Agricultura Familiar, a productores de diferentes zonas del país, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), promovió el Día de Campo, para lo cual contó con  el apoyo de la investigadora  en pasturas del Instituto de Investigación en Tecnología Agropecuaria (INTA), Victoria Arronis, de técnicos del MAG y de toda la familia Cubero Rojas.

Dentro de los temas más importantes que dieron a conocer destacan el favorecimiento de la elaboración de abonos orgánicos a la familia rural, aporte del uso de microorganizaciones a pequeñas y medianas unidades productivas,  el impacto que causa aumentando la cantidad de forraje en una pequeña área y su estabilidad familiar, además, se mostró el valor agregado que le da a la producción de lácteos la familia Cubero Rojas y la sostenibilidad de una empresa familiar por medio de un análisis de costos, entre otros.

Felipe Arguedas Gamboa, Viceministro del MAG participó en el Día de Campo, dónde además de compartir con los productores manifestó que “a través de los años, en el MAG hemos aprendido que tenemos que trabajar con toda la familia, involucrarlos en la  toma de decisiones en función de todo el proceso. La Agricultura familiar se ha ido potenciando y rescatando a nivel de América Latina.  Ya hace dos años la FAO declaró el año de agricultura familiar y actualmente Costa Rica y otros países están promoviendo una década de agricultura familiar.  Para nosotros es importante que la familia permanezca unida, se desarrolle y crezca.  Produzca de una manera sostenible, con uso racional de los recursos y protegiendo el ambiente”, comentó.
 
La Familia Cubero Rojas desarrolla una pequeña empresa, que le da valor agregado a su producción lechera.  Con 11 vacas de ordeño y en 2000 metros cuadrados Adonay y su esposa Marley, en compañía de sus cuatro hijos, trabajan en transformar la leche en 15 a 20 litros de yogurt por semana, de la descremada obtienen la natilla, además, de 10 a 12 kilos de queso por día y un poco de leche agría.

El área de la finca la aprovechan con la siembra de leguminosas como el nacedero, morera y botón de oro, además de pastos de corta y pasto estrella, que también utilizan para la alimentación del ganado.

Este proyecto fue impulsado por el MAG en conjunto con “Ideas Productivas”, del Instituto Mixto de Ayuda Social.  “Ha sido un proceso de varios años donde la familia se inició con solamente dos vacas, sin embargo, gracias a la capacitación del MAG y del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) han logrado dar valor agregado a la leche y además se capacitaron  en  inseminación artificial para multiplicar su hato”, comentó el Director Regional del MAG en la Región Central Occidental, Nelson Kooper Chacón.

Costa Rica presentará propuesta del decenio de la Agricultura Familiar, ante Naciones Unidas, en setiembre del 2017 en Nueva York, en nombre de Centro América, República Dominicana y México, para declarar el Decenio de la Agricultura Familiar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario