martes, 9 de mayo de 2017

INTA realizará mapas de zonificación agropecuaria en seis cantones de la región central de Costa Rica


Con el fin de generar mapas de zonificación de aptitud agropecuaria para 12 cultivos distribuidos en seis cantones de la región central del país, a saber, Alvarado, Naranjo, Puriscal y de la zona de Los Santos, Dota, Tarrazú y León Cortés, el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), inició un proyecto piloto de zonificación agroecológica que estará concluido en el año 2020.

Según explicó Albán Rosales Ibarra, Coordinador de Zonificación Agroecológica en el INTA, la finalidad es mejorar el ordenamiento de la producción, utilizando procedimientos cualitativos y cuantitativos adaptados a la problemática de cada zona, para potenciar el desarrollo de actividades agrícolas y promover la competitividad en los sistemas productivos, según áreas de aptitud.  Además, se procura disminuir la vulnerabilidad de los sistemas productivos y de los cultivos agropecuarios, en aras de una mejor gestión de los riesgos.

Dentro de los cultivos más importantes a zonificar, según el área de estudio, destacan: café, caña de azúcar (panelera o para tapa de dulce), pastos, hortalizas .(papa, cebolla, zanahoria, repollo), naranja, mandarina, acerola, aguacate y mora.

“La zonificación agroecológica consiste en la identificación de áreas relativamente homogéneas, que se basan en factores físicos (clima, suelo, formas de la tierra) y biológicos (potencial fitogenético de los cultivos de interés), en relación con su potencial de uso sustentable de la tierra y de los cultivos”, comentó.

Como parte del proyecto, se realizarán varios talleres con expertos, con el fin de determinar las necesidades agronómicas de cada cultivo en estudio.

Rosales Ibarra aseguró, que ya se terminó la fase de campo del estudio semi-detallado de suelos del Cantón de Alvarado, Cartago.  En abril se inició el estudio del Cantón de Naranjo, fase de campo, y se espera terminar a finales del mes de junio.

Paralelamente se está construyendo una base de datos georreferenciada de suelos, la cual permite con otros insumos, generar mapas de suelos, mediante la metodología de mapeo digital. 

Los mapas de taxonomía de suelos y de capacidad de uso de las tierras de las áreas de estudio, se realizarán a escala 1:50000.  Además, con la ayuda de imágenes satelitales de alta resolución, se están generando los mapas de uso y cobertura de la tierra con base en la Leyenda CLC-CR a escala 1:25000.

Finalmente, con la ayuda de un sistema de información geográfico (SIG) y un software especializado, se compilará toda la información generada y relacionada con las necesidades de los cultivos, de manera que se puedan generar los mapas de zonificación de aptitud para cada uno de ellos.


En total, se abarcará un área a zonificar de 116 mil  hectáreas que comprenden cerca de mil 160 kilómetros cuadrados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario