jueves, 1 de junio de 2017

Banca para el Desarrollo con saldo de cartera por más de ¢235.000 millones

  • Un 53% de los recursos están en sector agropecuario.
  • Recursos se canalizan a grupos prioritarios de la Ley 9274.
  • SBD colocó 30% en distritos con “Muy Bajo” y “Bajo” Índice de Desarrollo Social.
  • Financiamiento promedio es de ¢7 millones por beneficiario.
  • Una cuarta parte de los recursos se canalizan a mujeres empresarias.

El Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) logró en el primer trimestre del 2017, colocaciones de crédito acumuladas por más de ¢319.000 millones en micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) beneficiarios de la Ley 9274. El saldo de la cartera es de más ¢235.000 millones y representa un 66% más en comparación con igual periodo del 2016.

Los recursos del SBD se orientan al logro de una mayor inclusión financiera, económica y social. Destacan entre los beneficiarios de esta cartera: mujeres, modelos asociativos (cooperativas) y microempresarios de todo el país, con proyectos viables y que han calificado como beneficiarios de la Ley 9274, particularmente en zonas rurales y de menor desarrollo económico y social.

Durante el primer trimestre del 2017, un 30% de las colocaciones se ubicó en distritos de “Muy Bajo” y “Bajo” desarrollo social. El 52% se canalizó en regiones distintas a la Central, lo cual, evidencia la promoción al desarrollo económico y social de zonas con mayores desigualdades de acceso al financiamiento.

Cabe destacar que una cuarta parte de los recursos colocados por el Sistema de Banca para el Desarrollo se dirigió hacia proyectos productivos liderados por mujeres.

Producto de la reforma de la Ley del SBD, aprobada en noviembre del 2014, actualmente todos los recursos dispuestos por la Ley 9274 están en ejecución. Desde la aprobación de dicha Ley, el SBD ha favorecido una sana competencia en las tasas de interés del mercado, en virtud de que los préstamos se ligan a la Tasa Básica Pasiva con bajos márgenes de intermediación, lo cual constituye un logro significativo en la mejora de las condiciones financieras de los créditos dirigidos a las mipymes.

Inclusión financiera

De la cartera total de crédito del SBD, se canalizó un 53% en actividades Agropecuarias, seguido por Servicios y Comercio con un 21% y un 16%, respectivamente.

Adicionalmente, se tiene que el 73% de los fondos se destina al apoyo de micro empresarios. Un 25% en lo que clasifica como pequeña empresa. El crédito promedio del Sistema es de ¢7 millones por beneficiario.

En promedio, por mes se incorporan 600 nuevos beneficiarios de crédito en el SBD. Al 31 de marzo se registran prácticamente 32.000 soluciones de crédito (28% más si se compara con el primer trimestre del 2016), por medio de 52 de operadores financieros acreditados en el SBD.

El SBD contribuyó con la bancarización de más de 2.000 unidades productivas, lo que constituye una cartera de crédito superior a las ¢35.000 millones, en virtud de que estos empresarios no contaban con garantía suficiente para acceder a financiamiento y fueron respaldados por un aval de Banca para el Desarrollo.

Innovación y nuevos productos Dentro de los objetivos del SBD se encuentra fomentar el desarrollo económico y social del país por medio de la innovación y el emprendedurismo, generando proyectos de mayor valor agregado, que permitan la transferencia de conocimiento y tecnologías, así como encadenamientos productivos.

El SBD busca articular los esfuerzos institucionales públicos, privados y de la academia para el beneficio de los emprendedores bajo la Estrategia de Atención al Emprendimiento e Innovación (2017 – 2022), y que comprende el desarrollo y ejecución de acciones, elaboración de diagnósticos, solicitud de apoyo técnico, entre otros que permitan la implementación de indicativas innovadoras que estimulen el crecimiento económico y social.

Con la meta de que, en los próximos cinco años, comprendidos del 1º de enero del 2017 al 1º de enero del 2022, se creará una oferta de acceso a financiamiento para emprendedurismo e innovación que conlleve una mayor profundización y sofisticación de mercado financiero.

Junto a esa estrategia, el SBD viene apoyando los siguientes proyectos:
  • Proyecto AdAstra Rocket - SBD: Ad Astra Autobús de hidrógeno.
  • Proyecto Earth – SBD Earth Agricultura de precisión.
  • Programa Nacional de Fomento y Financiamiento Ganadero.
  • Programa de Fomento del Emprendedurismo y la Innovación Agropecuaria y Rural en Costa Rica para el SBD.
  • Programa de Certificaciones para la Exportación (CERTEX)-Procomer.
  • PITS para Innovar con la incubadora Auge-UCR.
También el SBD está afirmando nuevas iniciativas de inclusión financiera con el Banco Nacional de Costa Rica, como lo es el Programa Consejo de Apoyo Rural (CAR), el cual, busca brindar acceso a crédito a productores agropecuarios y a otras actividades ubicadas en zonas donde hay poca penetración de la banca a través de una figura similar, a lo que en el pasado fue conocido como Juntas Rurales de Crédito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario