miércoles, 14 de junio de 2017

Ponen en marcha proyectos para el mejoramiento del manejo de pastos

El INTA y la Red Nacional de Pastos y Forrajes, en un proyecto colaborativo, seleccionaron a cuatro ganaderos del Pacífico Central del país para desarrollar un proyecto de investigación, cuyo objetivo es determinar la edad óptima para el pastoreo del Brachiaria brizantha, con base en su producción y calidad de la materia seca.

El proyecto pretende determinar la curva de producción anual del pasto, evaluando cinco edades de rebrote durante dos años. Durante esos años se realizarán las evaluaciones mes a mes de manera que se tengan datos de dos épocas de máximas y mínimas precipitaciones, midiendo la altura promedio, producción y calidad de la pastura en las diferentes condiciones de las fincas.

Para ello, se tomarán muestras en cada edad de rebrote para evaluar el contenido de materia seca, proteína cruda, fibra ácido detergente, fibra neutro detergente, cenizas, lignina y digestibilidad de la materia seca, a fin de conocer la edad óptima para su cosecha.

“Con este proyecto, he visto un cambio total en la forma en que puedo manejar la finca. A través del conocimiento que nos han transmitido y una vez puestos en marcha, se puede sacar mejor provecho y rentabilidad a los recursos de la finca, una mejor programación para corta y cosecha de los forrajes”, comentó Epifanio Porras González, productor y participante del proyecto.

Otro proyecto que desarrolla el INTA con la colaboración del MAG y el financiamiento de la Fundación FITTACORI es el denominado Establecimiento de un sistema de manejo racional intensivo de pastos y forrajes a 11 pequeños ganaderos de Sardinal de Puntarenas.

Mediante charlas y visitas de asesoramiento se capacitará tanto a los ganaderos como al personal de campo de cada finca, para lograr el avance de la implementación del sistema de pastoreo racional intensivo, como una forma más eficiente del uso de ese recurso.

“La integración de la innovación tecnológica en cada finca depende de las posibilidades económicas de cada ganadero para la adquisición de los materiales para la división de potreros y construcción de abrevaderos y saladeros, mejoras necesarias para que el sistema de manejo funcione. No obstante, se espera que al cabo del primer año de ejecución del proyecto, la mayoría de ganaderos haya completado al menos 30 potreros.”, explicó Edwin Orozco, Coordinador del Programa Pecuario de la Región Pacífico Central del INTA.

Orozco, además, explicó que durante el segundo año del proyecto se enfocarán en la capacitación de más ganaderos y personal de campo, facilitando así los procesos de transferencia de la tecnología a más ganaderos de la Región, así como para los de otras partes del país, con las condiciones climatológicas similares a las de esta zona.


“Estos proyectos procuran avanzar en prácticas y técnicas que permitan a nuestros ganaderos tener fincas más eficientes y más rentables, disminuyendo la dependencia de insumos importados, como los concentrados y dar un mejor uso a un recurso propio como el forraje”, enfatizó Ivannia Quesada, Viceministra de Agricultura y Ganadería, quién recientemente visitó la comunidad de Sardinal y conoció de cerca los proyectos en el taller denominado “Presentación de resultados MI FINCA SOÑADA”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario